Donde se siente el orgullo de la gente

Boliva

“Es un regalo de la vida”, dijo Lila Downs sobre su encuentro con el presidente Evo Morales, con quien dialogó sobre las semejanzas en las culturas de ambos países por la presencia de pueblos indígenas. La artista colmó un teatro de La Paz, que tuvo un momento emotivo cuando cantó ‘La Patria Madrina’, que alude a los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa.

Lila Downs y Evo Morales - Foto: Presidencia

Arturo Cruz Bárcenas La Jornada (México) 

“Lo que de entrada me sorprendió de Evo Morales fue que ¡es muy alto! Se ve muy fuerte, y dice que eso es porque le ayuda consumir la hoja de coca y, sobre todo, jugar fútbol”, expresó en entrevista telefónica desde Uruguay la cantante mexicana Lila Downs, quien a las 6 de la mañana del pasado jueves se reunió con el presidente boliviano, “tan sólo unos minutos”, acotó la artista oaxaqueña.

La intérprete de la Cumbia del mole visita varios países de Sudamérica como parte de su gira mundial Balas y chocolate, título de su nuevo disco.

“Es una persona muy ocupada y no había podido recibirnos. Ya casi a nuestra salida nos sorprende con que quería saludarnos. Fuimos al palacio de gobierno y, bueno, me subieron a mí sola. Esperamos un ratote y el ministro de Culturas, Marko Machicao, fue quien estaba en contacto todo el tiempo. Él estudió en México, en Monterrey, y conoce sobre nuestro país; fue quien hizo posible que estuviéramos en Bolivia. Evo Morales me dijo que conocía nuestro trabajo, de lo mucho que hemos hecho por la conciencia, por la raíz indígena. Eso me llamó la atención. Es lindo que alguien como él te diga algo así, porque lo hemos admirado a través de los años, por el cambio que ha dado en ese país, por el respeto a los segmentos culturales, que en Bolivia son en su mayoría de grupos indígenas. Se gobierna ahora mediante un sistema en el que están representadas las 34 naciones. Si se le compara con México… es diferente la cuestión política. Que me haya recibido Evo Morales es un regalo de la vida.

” Evo Morales me dijo que conocía nuestro trabajo, de lo mucho que hemos hecho por la conciencia, por la raíz indígena. Eso me llamó la atención. Es lindo que alguien como él te diga algo así, porque lo hemos admirado a través de los años, por el cambio que ha dado en ese país, por el respeto a los segmentos culturales, que en Bolivia son en su mayoría de grupos indígenas “

“El presidente Evo me preguntaba qué me había parecido estar en su país. Cantamos en el Teatro 16 de Julio, donde dimos conciertos tres días. Tuvimos la oportunidad de conocer un pueblo en las afueras y el lago Titicaca. Eso fue el miércoles, y la reunión tuvo lugar el jueves.

“Me comentó que le da enorme gusto que haya quien muestre el aspecto celebratorio de nuestra música. Eso lo vive, dijo, en su actual visita a todos los municipios de su país, donde ve las diferentes indumentarias. Los pueblos de México son como los de allá, donde se recorren unos cuantos kilómetros y cambia la naturaleza. Varía de un sitio a otro; por ejemplo, cómo se lleva el sombrero. Le dije que me daba mucho gusto conocer a alguien a quien respeto, por el empoderamiento que ha dado a los grupos indígenas, porque le expresé que me encontré con una Bolivia donde se siente el orgullo de la gente. Históricamente hablando, eso es un poco lo que ha pasado en Chiapas, donde antes se prohibía a los indígenas caminar por la acera en San Cristóbal de Las Casas, en los años sesenta.

Claro que sí le entré a la coca

“La entrevista realmente duró poco. Estuvo sólo unos 15 minutos porque estaba muy ocupado. ¡Eran las seis de la mañana! A diario a las cinco de la mañana tiene su reunión parlamentaria y se sigue hasta las 11 o 12 de la noche. Así es un día para él. Estaba ajetreado. Se sentía que tenía que ir a otro lugar después de estar con nosotros. Es admirable en su energía, habla muy rápido y es muy alto, cosa que me llamó la atención… ¡Sí! Fue muy amable y muy lindo. Me trató de hermanita. Todos los bolivianos me saludaron así. Iba vestido con su traje, que es una estilización de una tela tradicional de allá, de su región: el Departamento de Oruro. Me regaló su biografía, donde habla de cómo logró su popularidad, cómo se dio a conocer con las mujeres que producen la coca. Hablamos de la hojita, de cómo proporciona tanta energía. Le dije que imaginaba que le ayudaba la coca… bueno, eso se lo dije de maldad. Me respondió que sí, pero además que él juega fútbol y eso lo mantiene en forma. Se ve como un hombre de 40. ¡Yo sí le entré a la coca! ¿Cómo de que no? Me la dieron, me la regalaron unas señoras. Ayuda un poco morderlas, apachurrarlas en tu boca, ¡porque qué fuerte está lo de la altura! Nomás me acuerdo y me pongo tensa. La coca ayuda a que tu cuerpo se oxigene.

¡Vieran qué gusto que nos recibieran de esa forma! ¡Es una sorpresa muy linda en mi vida!”

Y se fue a dar su concierto en el auditorio Sodre, de Uruguay, ayer viernes. En México, se presentará en el Auditorio Nacional el primero de noviembre.

 

Leer artículo aquí