Dilma Rousseff acusó a Bolsonaro de aprovechar los incendios del Amazonas para extender la minería

La expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff, acusó al actual mandatario Jair Bolsonaro de aprovechar los masivos incendios forestales en la zona del Amazonas para facilitar la deforestación y favorecer los proyectos de explotación minera. “Bolsonaro quiere las maderas de la Amazonia, de gran calidad. Quiere criar ganado y hasta plantar, pero el principal objetivo es la exploración mineral: hay oro, potasio, tierras raras”, enfatizó la exmandataria. 

En un acto por el 130° aniversario de la central obrera española Unión General de Trabajadores (UGT), Rousseff aseguró que en cuanto llegó al poder, Bolsonaro “dio comienzo a su proceso de destrucción de la Amazonia”. “No es casual, son acciones deliberadas que pretenden entregar parte de la Amazonia” a las grandes empresas, señaló Rousseff desde Madrid.

“Está destruyendo no solo el Amazonas, sino la soberanía de Brasil. El país tiene un área de preservación que es 11 veces el tamaño de España. Todo esto está siendo amenazado”, dijo en una de las entrevistas que brindó a la prensa española.

Para Rousseff la política de Bolsonaro es deliberada porque cuando asumió cerró el Consejo Nacional del Medio Ambiente (Conama). 

Durante el acto, la expresidenta destacó también la importancia de los sindicatos y los momentos “heroicos” de la historia de la UGT y denunció a las élites que “están intentando destruir los sindicatos”. “En Brasil también están intentando destruir los sindicatos. Solo lo conseguirán si los dejamos, porque los sindicatos son el producto de la acción conjunta de los trabajadores”, remarcó la expresidenta brasileña.