Dictan la prisión preventiva para Uribe por fraude y soborno

La Corte Suprema de Justicia de Colombia ordenó la detención domiciliaria preventiva del senador y expresidente Álvaro Uribe por los delitos de “fraude procesal” y “soborno”. La noticia fue confirmada por el mismo Uribe en su cuenta de Twitter: “La privación de mi libertad me causa profunda tristeza por mi señora, por mi familia y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la Patria”.

La decisión del tribunal fue tomada mediante una medida cautelar mientras se espera el inicio del juicio que deberá enfrentar el exgobernante por la supuesta manipulación del procesado Juan Guillermo Monsalve, un exparamilitar que lo vinculó con la creación del bloque paramilitar Metro de las Autodefensas, que operó en el departamento de Antioquia, del que Uribe fue Gobernador entre 1995 y 1997.

Poco después de conocerse la noticia sobre la orden de detención, el presidente colombiano Iván Duque defendió al exmandatario, al que calificó de “honorable”.

“Yo creo que es una persona que en todo su comportamiento está la palabra honorabilidad, y uno sabe que en la política hay personajes que generan amores, desamores, críticas, que generan además sentimientos inclusive muy agresivos de sus detractores, pero yo creo que siendo objetivos, todos reconocemos lo que Colombia en el año 2002 y la Colombia que nosotros vimos en el año 2010, independientemente de cualquier consideración”, dijo a Caracol Radio Duque, delfín político de Uribe, sobre la época de sus mandatos.

En cambio, la noticia fue celebrada por la oposición, entre ella por el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), integrado por miembros de la antigua guerrilla que firmó la paz con el Gobierno anterior de Juan Manuel Santos en 2016.

“Los tiranos quieren convencernos de que son intocables, que pueden hacer lo que quieran contra la gente y que nada les pasará nunca. Pero la verdad es que por más intocables que se crean al final los pueblos triunfan sobre ellos”, tuiteó el nuevo partido, que en los últimos años ha denunciado a Duque y a su aliado Uribe por intentar debilitar y hacer fracasar el acuerdo de paz.