Diaz Canel acusó a EE.UU. de impulsar un «plan genocida» contra la isla

El presidente cubano, Miguel Díaz Canel, acusó al presidente de Estados Unidos de impulsar una campaña para profundizar el bloqueo a la isla al impedir la llegada de combustible, algo que tiene como consecuencia apagones y cortes en los servicios públicos. Diaz Canel calificó como “plan genocida” esta acción deliberada ya que afecta la calidad de vida de la población. 

«Hoy denuncio ante el pueblo y el mundo que Estados Unidos ha comenzado a actuar con mayor agresividad para impedir la llegada de combustible a Cuba. El plan genocida es afectar, aún más, la calidad de vida de la población, su progreso y hasta sus esperanzas, de herir a nuestra familia en su cotidianidad, en sus necesidades básicas, y paralelamente acusar al gobierno de ineficacia», exclamó el mandatario en el discurso central por el Día de la Rebeldía Nacional ante una multitud en la ciudad oriental de Bayamo.

El gobernante afirmó que Estados Unidos amenaza «brutalmente» a compañías navieras, a los gobiernos de los países donde están registrados los buques y a las empresas de seguro».

«No se esconden para hacerlo. Declaran públicamente los fondos destinados a la subversión dentro de Cuba, inventan pretextos falsos e hipócritas para reincorporarnos a sus listas espurias y justificar el recrudecimiento del bloqueo», agregó.

El 26 de julio el mandatario denunció que el gobierno del presidente Donald Trump «ha comenzado a actuar con mayor agresividad para impedir la llegada de combustible a Cuba». De marzo de 2018 hasta abril de 2019, el embargo de Washington a la isla causó pérdidas por un valor de 4.343 millones de dólares, según estadísticas oficiales.

Hace dos semanas una serie de apagones en todo el país fueron vinculados por las autoridades al déficit de capacidad de generación por roturas y a unidades generadas «en mantenimiento planificado».