“Detrás de este auge del neofascismo hay una democracia fracasada”

El cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero analizó los errores que cometieron los “gobiernos de cambio” en América Latina, aquellos que se propusieron disminuir la desigualdad y generar políticas de inclusión. Para el académico, una de las grandes equivocaciones que cometieron las experiencias progresistas fue “la no construcción de un partido-movimiento” porque considera que los que se han formado en la región “son burocráticos”. “Detrás de este auge del neofascismo hay una democracia fracasada”, sintetizó.

El error para Monedero fue obviar que se estaban construyendo consumidores y no ciudadanía. “Ese consumidor se convierte en clase media aspiracional y de repente olvida el espacio del que viene, los valores, porque no forma parte de la discusión política”, destacó en diálogo con Latinoamérica Piensa.

En esa línea, se formuló la pregunta “por qué las víctimas votan a sus verdugos?” en referencia a la nueva oleada neoliberal y, desde la experiencia de España, explicó:  “la gran arma del modelo neoliberal siempre ha sido despolitizarnos y una vez que estamos despolitizados, fragmentarnos”. El dilema que se genera con esa desconexión entre movimientos y partidos, para el académico, es que luego “la gente gira y vota a los salvadores que les van a salvaguardar ese pequeño espacio conseguido ”.

Por eso para Monedero los gobiernos progresistas tienen “una doble tarea”. Por un lado “ver cómo hacemos para unirnos” para lo cual “seguramente no nos van a servir los partidos tradicionales. “Tenemos que pensar en partidos-movimientos, en partidos del siglo XXI y después cómo nos repolitizamos”, señaló al trazar esa ruta.