Detienen a dos policías vinculados con el asesinato de Marielle Franco

A casi 11 meses del crimen de la concejala brasileña Marielle Franco, la fiscalía brasileña detuvo en un operativo contra una organización delictiva a un mayor y un teniente de la Policía MIlitarizada de Río de Janeiro, quienes se cree están relacionados con el asesinato de la reconocida militante el pasado 14 de marzo.

Los policías fueron detenidos hoy durante un operativo en el que buscaban 15 personas acusadas de pertenecer a una banda criminal dedicada a la compra y venta ilegal de inmuebles en la zona oeste de Río. Sin embargo, según fuentes oficiales, hay sospechas de que los uniformados capturados lideran la “Oficina del crimen”, una organización dedicada a realizar asesinatos por encargo.

Entre los trece cabecillas con orden de prisión se encuentran el policía militar Ronald Paulo Alves Pereira, que figura entre los cinco capturados, y el excapitán del Batallón de Operaciones Especiales (Bope) Adriano Magalhães da Nóbrega, aún prófugo. Ambos habían sido interrogados como testigos en la investigación del asesinato de Franco, que avanza bajo secreto de sumario.

“No descartamos la participación de las personas involucradas en la operación de este martes en los asesinatos de Marielle y su chófer Anderson Gomes, pero tampoco podemos afirmarlo en este momento. Si parte de esas personas están involucradas en la investigación de Marielle, serán oídas”, dijo a periodistas Simone Sibilio, coordinadora del Grupo de Actuación Especial de Combate al Crimen Organizado del Ministerio Público de Rio de Janeiro.

La operación de este martes, apodada “Intocables”, se centró en una sofisticada organización criminal que actúa desde hace varios años en la región de Jacarepaguá, zona oeste de Rio de Janeiro, practicando todo tipo de actividades ilícitas, entre ellas apropiación de tierras, venta clandestina de inmuebles, recepción de cargas robadas, extorsión de habitantes y comerciantes, porte ilegal de armas, detalló la fiscalía.

La investigación también tiene ribetes políticos porque Alves había sido homenajeado en por el hijo del presidente y senador electo Flavio Bolsonaro, cuando fue diputado de Río de Janeiro.

Al respecto, el hijo mayor de Bolsonaro dijo este martes en una nota que divulgó a través de las redes sociales que concedió cientos de homenajes y que quienes cometen errores deben ser responsables por sus actos.

“Sobre los homenajes prestados a militares, siempre actué en la defensa de los agentes de seguridad pública y ya concedí centenas de otros homenajes. Aquellos que cometen errores deben responder por sus actos”, publicó el senador electo en su cuenta en Twitter.

El exdiputado de Río fue vinculado, además, con el capitán Adriano Magalhaes da Nóbrega, uno de los uniformados buscados por las autoridades y que también es considerado, junto con el mayor y el teniente, como líder de la organización delictiva dedicada a las transacciones ilegales con bienes inmuebles.