Destituyen al Ministro del Interior de Paraguay por vínculos con el narcotráfico

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, destituyó hoy al ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, por sus supuestos vínculos con el narcotraficante brasileño Marcus Vínicius Espindola «Marques de Padua», detenido hace una semana en Foz de Iguazú y considerado por las autoridades uno de los capos narcos más grandes del país.

«Vengo a comunicar que el Presidente de la República ha tomado la decisión de cambiar al Ministro del Interior. Esta decisión se sustenta en la profunda convicción de salvaguardar la legitimidad del Ministerio del Interior», dijo el jefe de Gabinete civil de la Presidencia, Hernán Hutteman, en una conferencia de prensa.

En lugar de Giuzzo asumirá mañana el embajador Federico González, agregó Hutteman, quien también reveló que Cecilia Pérez dejará de ser ministra de Justicia para asumir como asesora en materia de seguridad, de acuerdo con reportes de las agencias de noticias Sputnik y Europa Press.

«El Presidente me ha asignado el enorme desafío de asumir al frente del Ministerio en un momento muy delicado. Me dio expresas órdenes de continuar la lucha firme contra el crimen. Vamos a hacer todo lo posible para tener mayor presencia policial en nuestras calles y vamos a estar en coordinación permanente con todas las fuerzas de seguridad y militares», dijo González en conferencia de prensa.

La causa judicial que involucra a Giuzzio

El fiscal paraguayo Federico Delfino había anunciado más temprano que investigará los vínculos de Giuzzio con «Marques de Padua», detenido hace una semana en Foz de Iguazú (suroeste de Brasil) durante una operación multinacional llamada Turf.

El Operativo Turf tomó un giro significativo cuando se filtró a la prensa algunas fotografías que supuestamente vinculan a Giuzzio con el narcotraficante, quien pretendía convertirse en proveedor de equipos de blindajes y chalecos antibalas para el Ministerio del Interior y la Policía Nacional.

Giuzzio confirmó este martes, en su cuenta de Twitter, que Marques de Padua lo visitó el año pasado para ofrecerle implementos de seguridad a través de su empresa, Black Eagle SA.

«Hablé con el señor Vinicius en más de una ocasión, siempre sobre los servicios de su empresa y antes de tomar conocimiento de su participación en una organización criminal», agregó.

La Fiscalía cree que el vínculo entre Giuzzio y el presunto narco podría arrojar conclusiones acerca de la labor de la Secretaría Nacional Antidrogas en el operativo que permitió la fuga de otro de los buscados, Lindomar Reges Furtado.

Reges Furtado huyó en una camioneta de una funcionaria de Tabacalera del Este SA (Tabesa), propiedad del expresidente Horacio Cartes (2013-2018), quien también es investigado por la Fiscalía por supuestos vínculos con el contrabando y con el lavado de dinero.

Inclusive la patrullera policial que estaba en el operativo está a nombre de la tabacalera del expresidente.

Delfino dijo que el caso era «complejo», pero que no dejaría a nadie fuera de la investigación, incluidas a las personas que tienen vínculos con Tabesa. Esto, porque la esposa de «Marques de Padua» también es accionista de Tabesa SA.