Despenalización del aborto en Colombia: la Corte llegó a un empate y se postergó la definición

La posible despenalización del aborto en Colombia, lo que se conoce como la Causa Justa, que llegó hasta la Corte Constitucional de ese país, se postergó para más adelante luego de que la votación de los magistrados arribara a un empate. Tras separar del debate al juez Alejandro Linares por haberse referido al asunto en medios de comunicación, la Sala Plena de la Corte Constitucional quedó empatada y no pudo llegar a una decisión sobre dos demandas que buscan la eliminación del aborto del Código Penal.

La votación resultó 4-4 y la decisión final la tendrán dos conjueces.

A favor de despenalizar votaron los magistrados Antonio José Lizarazo, Alberto Rojas Ríos, José Fernando Reyes y Diana Fajardo. En contra, votaron las magistradas Paola Meneses, Cristina Pardo, Gloria Ortiz y Jorge Enrique Ibáñez Najar.

Ahora la Sala Plena tendrá que elegir por sorteo entre los conjueces designados en la Constitucional a la persona que desempatará, por lo que la decisión se puede alargar un plazo aún indeterminado.

Qué es la Causa Justa

La Corte estudia una demanda presentada en junio de 2020 por el abogado Andrés Mateo Sánchez y, otra, de septiembre de 2020, del movimiento Causa Justa que conforman múltiples organizaciones sociales y feministas.

Ambas tienen argumentos similares en defensa de los derechos reproductivos y de la salud de las mujeres y señalan que la interrupción voluntaria del embarazo (IVE), que es un derecho fundamental en las tres causales despenalizadas en 2006, no debería ser objeto de un tratamiento penal.

Dichas causales son: la grave malformación del feto incompatible con la vida, riesgo para la salud física o mental de la madre o abuso sexual e incesto.

En el resto de casos, la IVE es un delito castigado con prisión de 16 a 54 meses.

Las demandas no son apoyadas por el gobierno de Iván Duque ni por la Procuraduría General que estima que las competencias para pronunciarse sobre la posible despenalización del aborto le corresponden al Congreso.

Ahora, los conjueces deben manifestar si están impedidos o no para pronunciarse sobre el asunto y tener el tiempo suficiente para conocer de fondo el voluminoso expediente que cuenta con cientos de escritos de participación desde la sociedad civil, la academia, expertos y expertas, organizaciones sociales, reconocidos juristas y colectivos religiosos, en un proceso que lleva más de un año y medio de trámite.