Descubren una ciudad subterránea anterior a los Incas

Antropólogos bolivianos hallaron una ciudadela subterránea fuera del perímetro del centro ceremonial preincaico de Tiwanaku, a 70 kilómetros de la ciudad de La Paz, con una extensión tal que su excavación demoraría al menos 50 años, informó este sábado el Ministerio de Culturas.
“Con los nuevos datos obtenidos con la ayuda de tecnología, consistente en cámaras de precisión que sacaron fotografías desde el aire y de rayo infrarroja, se halló una ciudadela prehispánica fuera del perímetro arqueológico, donde se detectó que existe una plaza subterránea y hasta dos plataformas de lo que se considera una pirámide”, señalaron en un comunicado.
El descubrimiento tuvo lugar en el marco de los trabajos de preservación y conservación de Tiwanaku que se realizan en el área con la cooperación de Japón y de la Unesco.
“Se harán sondeos de excavación en el área suroeste y norte, con el objetivo de confirmar o descartar los datos obtenidos”, manifestó Julio Condori, director general del Centro de Investigaciones Arqueológicas, Antropológicas y Administración de Tiwanaku (CIAAT), citado por el Ministerio.
El centro ceremonial de Tiwanaku, a 71 km de La Paz y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2000, es uno de los principales destinos turísticos de Bolivia. Contiene los templos de Kalasasaya y Puma Punku, la Puerta de Sol, la Pirámide de Akapana y una serie de gigantescos monolitos.
La cultura Tiwanaku, con su capital del mismo nombre, surgió a orillas del peruano-boliviano lago Titicaca en el año 1.580 a.C. y desapareció por el 1.200 d.C. Se sospecha que efectos climáticos y pestes diezmaron la civilización. Se cree que albergó a una de las culturas más antiguas de Sudamérica, antecesora incluso de los aymaras y los quechuas.
De confirmarse, el hallazgo arqueológico obligará a replantear la concepción de que Tiwanaku era sólo un centro de ceremonias para considerar que además era una ciudad prehispánica.