Descubren en Perú un mural de 3.800 años de antigüedad

Arqueólogos que trabajaban en Vichama, al norte de Lima, desenterreraron un mural de alrededor de 3.800 años de antigüedad en la provincia de Huaura. El ministerio de Cultura de Perú confirmó la información y destacó que el descubrimiento comprende un muro decorado en alto relieve con cabezas humanas, dos serpientes y una semilla.

La pared de 2,80 metros de ancho y un metro de alto fue encontrado en Vichama, una antigua ciudad agropesquera que surgió con el éxodo de la civilización Caral. El relieve recién descubierto simbolizaría la fertilidad de las tierras y da más indicios sobre el final de la hambruna en el pueblo milenario. En 2015 se había desenterrado otro muro con  personajes cadavéricos de estómagos vacíos y ojos cerrados. Se trataría de una referencia a la muerte por la hambruna que sufrieron en esa época.

“Los relieves simbolizarían la fertilización de la tierra: las serpientes representan a la deidad, vinculada al agua, que filtra en la tierra y hace germinar a la semilla”, indicó la arqueóloga Ruth Shady, encargada de las investigaciones de Vichama, citada por el ministerio de Cultura.

Shady contó  que el edificio llegó a alcanzar un área de 874 metros cuadrados y fue remodelado continuamente por los habitantes de Vichama. Ella también está cargo de la conservación de la ciudad arqueológica de Caral, que con 5.000 años es considerada una de las más antiguas ciudades del mundo.

Vichama, que es un sitio arqueológico ubicado a la margen derecha del río Huaura, comprende varias estructuras monumentales de las que destacan las pertenecientes al período Arcaico tardío o Precerámico Tardío (3000-1800 a. C.).

Según los expertos, aún falta mucho por descubrirla, porque se desconoce lo que pasó con sus habitantes y cultura, que luego de 300 años y superar la hambruna que sacudió la costa central del país, se retiraron a otros lugares.