Denuncian un grave faltante de medicamentos para el VIH en México

Activistas y organizaciones de personas con VIH de México denunciaron que se agravó en los últimos años el desabastecimientos de medicamentos en ese país, situación que vino acompañada por la falta de atención médica y un aumento de la serofobia. “El desabasto de medicamentos está muy fuerte y hay falta de atención médica. Para personas que vivimos con VIH o sida es brutal, han incrementado las muertes por sida de personas que no tienen acceso al medicamento”, se quejó el coordinador y fundador del grupo de apoyo Colibrí, Adriano Adt.

Por su parte, Alaín Pinzón, activista y director general de VIHve Libre, un programa permanente de apoyo a personas que viven con VIH en todo el país, consideró que “el desabastecimiento también tiene que ver con la falta de atención médica, la falta de empatía, la falta de humanidad de mucho personal”.

Alaín aseguró que varias personas a las que acompañó en los últimos años fallecieron por no contar con al atención adecuada en el sistema de salud. “¿Cómo podemos explicar que una persona de 26 años con toda la vida por delante, con una infección tardía y con todo el avance de la ciencia no esté, esté muerto?”, cuestionó Alaín.

Una crisis que se agrava

La crisis por el desabastecimiento de medicamentos en el sector salud se agudizó en 2019 debido a los recortes presupuestarios y a los cambios en la compra de los medicamentos impuestos por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien asumió la Presidencia el 1° de diciembre de 2018.

En 2020 la situación se complicó aún más por la pandemia de covid-19.

En México hay casi 209.000 personas que viven con VIH, de acuerdo con la Secretaría de Salud del Gobierno, que reconoció 4.557 muertes en 2020 y 5.293 en 2019, la cifra más alta en los últimos 20 años.

La respuesta del Gobierno

Las autoridades dicen que están trabajando para combatir la escasez existente de medicamentos, pero según los activistas las dosis no llegan.

“Nos dicen que no es cierto, que estamos mintiendo, que han visto las conferencias matutinas del Gobierno federal donde han enseñado los tickets de compra. Está muy bonito ver un ticket, pero a mí de nada me sirve porque los muertos ahí siguen”, se quejó Adriano.

“¿Dónde están los medicamentos y dónde está la cadena de suministro que, según en este Gobierno, cambiaron e hicieron una nueva? ¿Dónde están las empresas que contrataron para que pusieran todo el suministro y para que llegaran de la farmacéutica a la farmacia de la unidad médica?”, cuestionó Pinzón.

Pinzón protestó también por la falta de transparencia y explicó que el sistema está saturado, ya que cada día se dan nuevos diagnóstico. ”El sistema no nos va a soportar a todos, en algún momento se va a caer esto”, sentenció.

Nuestra vida depende de poder tomar nuestro medicamento todos los días a la misma hora”, cuenta Adriano, a la vez que asegura que algunos de sus compañeros tuvieron que padecer, incluso, que un médico les recomendase no tomar el antirretroviral a diario.

Con este medicamento, el VIH se hace intransmisible e indetectable. “Es una cosa que nunca se había visto, ha empeorado muchísimo, nos sentimos como en los años ochenta en donde las personas tienen que rogar por atención médica”, terminó Pinzón.