Denuncian censura masiva en Twitter a periodistas y funcionarios en Cuba

Las cuentas de Twitter de los principales medios de comunicación estatales cubanos, entre ellos la del diario Granma, Radio Rebelde y Cubadebate, la del expresidente Raúl Castro, y las de instituciones y funcionarios de la isla fueron bloqueados hoy simultáneamente por esa red social, un hecho que fue denunciado como una «limitación de la libertad de expresión y una “guerra cibernética”. #Nomásbloqueodigital reclamaron los internautas.

La Unión de periodistas de Cuba (UPEC) advirtió que el miércoles por la tarde se produjo el bloqueo masivo, unos minutos antes de que se iniciara la comparecencia en televisión del Presidente Miguel Díaz Canel y otros altos funcionarios del gobierno cubano para hablar sobre una crisis de combustible en la isla.

De acuerdo a la Cancillería, los ataques a las cuentas comenzaron cuando Díaz Canel señalaba como responsable de la crisis por las sanciones contra la isla. «En una evidente operación concertada se trató de limitar los pronunciamientos de los revolucionarios en favor de la verdad», denunciaron.

“Hubo una operación de Twitter made in EEUU para intentar silenciar a Cuba», señaló por su parte el Ministro de Cultura, quien denunció que la red social «censuró» las cuentas de varios de sus viceministros, además de que «otras muchas otras cuentas fueron bloqueadas».

De acuerdo a la UPEP, fueron bloqueadas también las cuentas de los periodistas y directivos de Cubadebate, sin excepción, además de la de Leticia Martínez (@leticiadecuba ) y Angélica Paredes (@aparedesrebelde), del equipo de prensa del Presidente; la de la Vicepresidenta Primera de la Unión de Periodistas de Cuba, Rosa Miriam Elizalde (@elizalderosa), y del periodista de Granma, Enrique Moreno Gimeranez (@GimeranezEm), entre otros.

Las cuentas del Ministerio de Comunicaciones, así como la de la diputada Mariela Castro -hija del expresidente Raúl Castro- y del Partido Comunista de Cuba (PCC, único) también fueron suspendidas.

La UPEP denunció “la desaparición de esos espacios para la expresión de las ideas, en un acto de censura masiva a periodistas, editores y medios de comunicación”. “Exigimos que se restablezcan de inmediato las cuentas bloqueadas que, en ningún caso, han violado las políticas de Twitter, mientras la plataforma pisotea flagrantemente los derechos de los comunicadores, les impide ejercer su trabajo e intenta silenciar un suceso informativo de primer orden en nuestro país”, reclamaron en un comunicado.