Denuncian al Estado hondureño por el genocidio contra el pueblo garífuna

La Organización Fraternal Negra Hondureña (Ofraneh) denunció al Estado por genocidio ante la falta de protección a la comunidad garífuna, un pueblo mestizo de aborígenes y afrodescendientes que el lunes cumplió 234 años de presencia en el territorio del país centroamericano.

“Manifestamos que después de más de dos siglos, hoy más que nunca, está presente la amenaza de un tercer destierro violento e intencional, por medio de un plan de genocidio contra el pueblo garífuna perpetrado por el estado de Honduras”, denunció Ofraneh a través de un comunicado difundido por Twitter.

La organización destacó como ejemplo los 40 asesinatos contra miembros de esa comunidad durante los últimos tres años, así como los muchos otros que se vieron obligados a abandonar sus comunidades por la violencia generalizada, amenazas, criminalización y persecución que enfrentan.

“Exigimos al Estado de Honduras el cumplimento ya de la sentencia por la Corte Interamericana de derechos Humanos en 2015 a favor de las comunidades garífunas de Triunfo de la Cruz y Punta Piedra. Condenamos el incumplimiento de dicha sentencia después de más de cinco años, situación que ha incrementado la hostilidad en contra del pueblo garífuna”, reclamó la organización en su comunicado.

Se refiere al fallo que condenó al Estado hondureño a cumplir una veintena de puntos, entre ellos, a garantizar el derecho de esta población a la propiedad colectiva de sus tierras ancestrales y a devolverles en el plazo de dos años varios territorios ocupados por otras comunidades, hoteles de lujo y otras empresas.

La lucha de esta comunidad se enmarca dentro de la pelea ambientalista de otras comunidades y dirigentes sociales que reclaman un freno o mayor regulación a la explotación de recursos naturales y los proyectos turísticos de lujos, diseñados principalmente para los extranjeros.

Ofraneh no solo denuncia la violencia a la que están sometidos hace años el pueblo garífuna, sino también la impunidad total que rodea los crímenes cometidos contra ellos y todos aquellos que pelean, junto a esa comunidad, por el respeto a la tierra y los pueblos originarios.

Una historia de resistencia

Los historia más contada sobre los garífunas es que provienen del mestizaje entre negro africano con india arahuaca, hacia aproximadamente 1635.

Estos negros africanos se liberaron a si mismos de la esclavitud, durante un naufragio frente a la isla de San Vicente.

Luego de ese episodio, se asentaron en las montañas de San Vicente donde fueron recibidos por los arahuacos.

Posteriormente, en el Siglo XVIII durante los repartos que las potencias coloniales hicieron de las islas del Caribe, San Vicente quedó en manos de Inglaterra

Enterados de la afinidad de los garífunas con los franceses y dado que era un grupo in subyugable que siempre se negó a ser esclavizado, determinaron deportarlos de la isla, con rumbo a Roatán.

Los garínagu llegaron un martes 12 de abril de 1797 a Punta Gorda, Roatán.