Demanda marítima: a horas de un fallo histórico

Este lunes la Corte Internacional de Justicia (CIJ) dará a conocer el fallo por el juicio entre Bolivia y Chile por la negociación de un acceso soberano al océano Pacífico para Bolivia, que perdió en la Guerra del Pacífico hace 139 años. Chile se opone a cualquier tipo de revisión de las fronteras actuales.

Como parte de su demanda histórica, Bolivia le pidió al alto tribunal de la ONU que declare que Chile tiene la obligación de negociar un acuerdo para otorgarles a los bolivianos una salida al mar. Chile, en cambio, solicitó a los jueces que “desestimen todas las reclamaciones” de Bolivia.

Según expertos en derecho internacional, los escenarios posibles son tres. El primero y más favorable para Chile es que los jueces declaren que no hay ninguna fuente del derecho internacional que incluya esa supuesta obligación de negociar como reclama Bolivia.

El segundo es que los magistrados consideren que Chile adquirió en el pasado la obligación de negociar, pero que ya fu cumplida con el acta del “Abrazo de Charaña”, firmada en 1975 entre los dictadores de Chile, Augusto Pinochet, y Bolivia, Hugo Banzer. Ese acuerdo fue considerado como un canje territorial, pero que según Chile naufragó porque Bolivia exigió nuevas condiciones. Esta segunda opción sería darle la razón a Chile.

La tercera posibilidad es que los jueces acepten todos los postulados de Bolivia y digan que Chile está jurídicamente obligada a sentarse a negociar con su vecino “de buena fe, sin demora, de manera formal” y “dentro de un plazo razonable”, como reclamó La Paz en las vistas orales de marzo.

El canciller chileno, Roberto Ampuero, advirtió que no viajará con la delegación chilena para presenciar el fallo. “Consideramos que es más importante estar con el pueblo de Chile”, dijo el ministro de Exterior, durante el vuelo que trasladó al presidente Sebastián Piñera desde Nueva York a Washington, donde se reunió con su par de Estados Unidos, Donald Trump.

Por el lado boliviano, en cambio, será el propio presidente Evo Morales quien dirija la delegación de su país que escuchará la sentencia de la CIJ.

Los 15 jueces de esa corte deben pronunciarse sobre la demanda presentada por La Paz el 24 de abril de 2013.

Chile rechaza la demanda por considerar que debe imperar el derecho internacional que regula los tratados, como el que en 1904 firmaron ambos países. En ese acuerdo, Bolivia perdió 120.000 km2 de territorio -incluyendo 400 km de costa-, tras la Guerra del Pacífico (1879-1883) que libró contra Chile, con el apoyo de Perú.