Deforestación en el Amazonas: Brasil desoyó el 97% de las alertas

El gobierno brasileño ignoró más de 97% de las alertas de deforestación emitidas por el organismo especializado, que informa sobre desmantelamientos sin autorización o ilegales. “La impunidad aún marca la deforestación ilegal en Brasil”, denunció el coordinador general del proyecto, Tasso Azevedo.

La plataforma MapBiomas publicó por primera vez el estudio “Monitor de Fiscalización de la Deforestación», liderado por un equipo del Instituto Centro de Vida (ICV). En total, se registraron casi 200 mil alertas de desmantelamiento en todo el territorio nacional, de las cuales sólo 1088 encontraron registros de autorización por parte las autoridades. 

Además, el 97,7% de todas las alertas tenían indicios de ilegalidad y no contaban con acciones por parte del gobierno.

“Lo que se pudo verificar con el Monitoreo de Inspección de Deforestación es que a pesar de la abundancia de información y evidencias de delitos ambientales, las acciones de inspección aún están por debajo de lo necesario para frenar la deforestación”, manifestó la coordinadora del ICV, Ana Paula Valdiones, a través de un comunicado compartido por MapBiomas.

Cuál es la situación del Amazonas

En febrero de este año, la herramienta de inteligencia artificial PrevisIA, desarrollada por el Instituto de Homens e Meio Ambiente da Amazônia (Imazon) y Microsoft, pronosticó que la Amazonía brasileña podría perder cerca de 15.391 km² de su vegetación para 2022

El comercio ilícito de madera y la minería ilegal son dos de las principales causas que desembocan en incendios que, desde hace años, consumen gran parte de la vegetación nativa. El bioma de la Amazonía ocupa el 59% del territorio brasileño en los estados de Acre, Amapá, Amazonas, Mato Grosso, Pará, Rondonia, Roraima y Tocantins. Además, se extiende por el continente y alcanza a Perú, Bolivia, Colombia, Venezuela y Ecuador.