Debate en Brasil: las últimas palabras de los candidatos

Los siete candidatos brasileños que participaron del último debate de cara al domingo electoral presentaron una vez más sus propuestas y dijeron sus palabras finales para captar los votos de los aún indecisos. El representante del PT Fernando Haddad resaltó que como presidente se enfocará en que haya “trabajo y educación para todos”. El otro favorito en las encuestas, el ultraderechista Jair Bolsonaro, faltó al debate y dio al mismo tiempo una entrevista en solitario con otro canal. Ciro Gomes, el tercero en intención de voto, apeló a la actual “polarización en el país”, al igual que la ecologista Marina Silva.

Haddad, quien acumula un 23 por ciento de los votos frente al 32 por ciento que acapara el militar retirado, reivindicó el legado del ex presidente Lula Da Silva y de sus gobiernos. El petista recordó que él también formó parte del gabinete por entonces, como ministro de Educación y aseguró: “Con Lula aprendí que es posible ofrecer un destino a todos los brasileños”.

Haddad no dejó de mencionar que participa de las elecciones como presidenciable porque la Justicia electoral le negó a Lula esa oportunidad “en función de una decisión arbitraria”. El ex candidato a vicepresidente con Lula, que ahora encabeza la fórmula del PT junto con Manuela D’Ávila, ratificó que el ex mandatario fue condenado “sin pruebas” y que por tanto “todo el mundo lo considera un preso político”.

“Yo aprendí con Lula que es posible ofrecer oportunidades para todos sin distinción, sobre todo para quienes más lo precisan. Por lo tanto, mis obsesiones durante los cuatro años de trabajo van a ser ‘trabajo y educación para todos'», puntualizó el candidato.

Según las encuestas, el ultraderechista y el petista serán los dos más votados el domingo, pero, como ninguno conseguirá más de la mitad de los votos, tendrán que medirse en una segunda vuelta, en la que están técnicamente empatados en intención de voto.

El cruce esperado entre Haddad y Bolsonaro nunca llegó. El ultraderechista había adelantado su ausencia por supuestas razones médicas, cuestionadas por la oposición, aunque aprovechó el momento del debate para dar una entrevista a récord en la que centró sus ataques contra Haddad.

«Tenía que estar aquí, pero desgraciadamente huyó y está en la cadena de la competencia dando entrevistas», señaló Ciro Gomes durante el debate. El exministro de Hacienda Henrique Meirelles, lo acusó de estar «huyendo del debate» y «del compromiso con la población». Al finalizar su entrevista, el ex militar que reivindica la dictadura colgó una foto en las redes sociales en la que observa un programa humorístico mientras el debate proseguía.

El resto de los candidatos prefirieron hablar de la polarización entre los dos candidatos que lideran las encuestas. “Nuestro país está parado, paralizado por una crisis política. Esta división no va a permitir que Brasil supere esa crisis, no va a permitir cambiar ese país”, señaló Gomes, quien incluso deslizó la posibilidad de que haya otra destitución similar a la que sufrió Dilma Rousseff en 2014.


La ecologista Marina Silva, la tercera más votada en las últimas dos elecciones presidenciales, coincidió en que el presidente que sea elegido en un contexto de polarización y radicalización como el actual no tendrá condiciones de gobernar.

«Si permanece ese ambiente de miedo a Bolsonaro, de miedo a Haddad, de rabia de uno u otro, Brasil vivirá los próximos cuatro años una situación de completa inestabilidad económica, política y social», afirmó la ecologista.