De “autogolpes” y críticas a la Constitución: los dichos de Bolsonaro y su vice

El ex militar Jair Bolsonaro, candidato del Partido Social Liberal, se vio obligado a negar que piensa tomar el poder de la fuerza, luego de que su candidato a vice presidente, el general Antônio Hamilton Martins Mourão, sugiriera en una entrevista un “autogolpe” con el auxilio de las fuerzas armadas. Bolsonaro, quien más de una vez reivindicó la dictadura, salió a desmentirlo en los medios, aunque luego su compañero de fórmula terminó reconociendo que tiene diferencias con la Constitución.

“No entendí bien lo que él quiso decir en aquel momento. Pero la posibilidad de autogolpe no existe. Si estamos disputando la elección, es porque creemos en el voto popular y en ser esclavos de la Constitución”, alegó el candidato del PSL, a pesar de que años atrás había elogiado el proceso dictatorial en Brasil y había puesto en duda el sentido de la democracia.

“Repito: el presidente será el señor Jair Bolsonaro. Y nos ayudará el general Augusto Mourão.. Y él sabe muy bien de la responsabilidad que tiene con ocasión de su elección para ser vice. Queremos un gobierno con autoridad pero sin autoritarismo”, agregó el candidato denunciado por sus dichos fascistas, misóginos, homofóbicos y racistas.

En un intento por querer limpiar la imagen de Bolsonaro, Mourau lo complicó aún más y redobló la apuesta. En un reportaje afirmó que no defiende un autogolpe, como admitió, pero que es, sí, “un crítico de la Constitución”. “Defiendo principios y valores, pero es mi opinión personal, tengo mi personalidad, y ya hice la culpa de mis resbalones, no soy político, ahí hablo lo que pienso”, afirmó Mourão al ratificar su encono con la democracia.

“Repito: el presidente será el señor Jair Bolsonaro. Y nos ayudará el general Augusto Mourão.. Y él sabe muy bien de la responsabilidad que tiene con ocasión de su elección para ser vice. Queremos un gobierno con autoridad pero sin autoritarismo”, agregó.

El éxito de la extrema derecha en Brasil con el buen resultado que cosechó Bolsonaro en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, más que duplicó la cantidad de militares electos al Congreso.

En total, 22 candidatos que declararon ser militares o exmilitares fueron elegidos el domingo para la Cámara de Diputados, frente a los diez que están en la legislatura actual, según las cifras recopiladas por la estatal Agencia Brasil.