Los países amazónicos se reunirán el viernes para intentar firmar un acuerdo global

La Cumbre Urgente por el Amazonas, que el viernes reunirá a cuatro países latinoamericanos en la ciudad colombiana de Leticia, lanzará una convocatoria global para unir esfuerzos para la conservación y protección del Amazonas, que fue gravemente afectada por los incendios y la deforestación. “Se hará una gran convocatoria global para avanzar en las actividades para la conservación, desarrollo tecnológico, coordinación de acciones y preservación de la Amazonía”, confirmó el ministro de Relaciones Exteriores colombiano, Carlos Holmes Trujillo.

El funcionario aseguró que de la reunión saldrá el Pacto de Leticia por la Amazonía, que contendrá “acciones concretas” y un itinerario de actividades para los países amazónicos, de la región y de la comunidad internacional para proteger la mayor selva tropical del mundo, esencial para el equilibrio climático.

“Como consecuencia de esa cumbre se va a dinamizar la acción no solo nacional sino regional y global en defensa de la Amazonía”, agregó Trujillo.

Además de los presidentes de Perú, Martín Vizcarra, y Colombia, Iván Duque, que convocaron el encuentro, participarán el mandatario de Ecuador, Lenín Moreno, y el canciller brasileño, Ernesto Araújo, en representación de Jair Bolsonaro, quien no viajará a la cumbre por razones médicas aunque participará vía videoconferencia. También se espera la confirmación del presidente de Bolivia, Evo Morales.  

El canciller colombiano apuntó además que uno de los propósitos de la cumbre es “unificar visiones” de los países amazónicos respecto a la forma de proteger esta zona.

Críticas a la respuesta de Brasil

Bolsonaro fue blanco de críticas internacionales por la respuesta de su gobierno a los incendios que devastan la Amazonía brasileña y que provocaron una crisis ambiental y diplomática. Escéptico del cambio climático, el mandatario ultraderechista propugna la explotación minera en reservas indígenas y áreas protegidas.

“Todas las acciones que van a acordar los países que participen en la cumbre harán parte del Pacto de Leticia”, señaló Trujillo.

El 60% de la selva amazónica está en Brasil. El resto se extiende por Colombia, Bolivia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela, así como la Guayana Francesa, un departamento de ultramar de Francia.