Cumbre del Mercosur: Uruguay pidió activar la cláusula democrática en Bolivia

En medio de las transiciones presidenciales en Uruguay y Argentina, los jefes de Estado del Mercosur se reúnen este jueves en el sur de Brasil en la última cumbre del año. En ese marco, el gobierno uruguayo reclamó formalmente que se suspenda la participación de Bolivia en el bloque “hasta tanto se restablezca plenamente el orden democrático en Bolivia”.

El canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa solicitó a la presidencia pro témpore que se activen los mecanismos legales previstos en el “Protocolo de Ushuaia” a Bolivia. Al sentar su postura sobre el golpe de Estado en Bolivia, Uruguay pidió al gobierno de facto boliviano que restituya el orden constitucional si quiere seguir siendo parte del Mercosur.

“El Mercosur debe exigir a las autoridades de facto bolivianas el pleno respeto por los derechos humanos, el control estricto del uso de la fuerza y el cese de la represión indiscriminada contra la población civil.”, subrayó la Cancillería en un comunicado.

Nin Novoa justificó la decisión de su Gobierno al señalar que Evo Morales fue “obligado a renunciar a su cargo, provocando un quiebre institucional que representa una ruptura del orden”.

La también llamada “Cláusula Democrática del Mercosur” promueve la suspensión de cualquiera de sus miembros en caso de ruptura del orden constitucional, como ocurrió en 2012 con Paraguay por el juicio político exprés al que fue sometido el entonces presidente Fernando Lugo. La última vez que se aplicó la medida fue contra Venezuela, país que fue suspendido por tiempo indefinido.

La participación de los ministros de Añez

Quien fuera nombrado viceministro boliviano de Comercio Exterior e Integración por Jeanine Añez, Carlos Eduardo Zannier, participó el miércoles de la reunión ministerial del Mercosur y aseguró que su país se dirige hacia las elecciones “más limpias” de su historia.

Zannier representó a la autoproclamada Áñez en una reunión previa a la cumbre que este jueves y subrayó el interés de su país por continuar con el proceso de adhesión al bloque. Ese trámite comenzó en 2012, bajo el Gobierno del entonces presidente Evo Morales.

Zannier subrayó que el Gobierno interino se propone continuar con ese proceso y desde ya adelantó que participará en “todos los foros” del Mercosur que se celebren a partir de ahora, con la intención de formalizar a la mayor brevedad el ingreso de Bolivia al bloque como miembro pleno.

Según el viceministro, el Gobierno boliviano comparte plenamente “todos los valores del Mercosur” y en particular los que promueven “la defensa y el fortalecimiento de la democracia” y los principios de “la igualdad” y el “respeto por las minorías”.