¿Cooperación bilateral?

Cuba 

Se reunieron los representantes de Cuba y Estados Unidos para comenzar a flexibilizar las relaciones entre los países. En el encuentro, identificaron áreas en las que existen potencialidades para establecer o ampliar la cooperación bilateral. Aunque se esperaban más avances, las discusiones ayudaron a contribuir a la normalización del diálogo y a un futuro fin del embargo. 

 La subsecretaria de Estado norteamericana para América Latina, Roberta Jacobson- Foto: laprensa.hnMarta Úbeda- El Ciudadano (Chile) 

Los pasados días 21 y 22 de enero, funcionarios estadounidenses viajaron a La Habana para reunirse allí con representantes del gobierno cubano para mentener conversaciones bilaterales y tratar de restablecer sus relaciones diplomáticas dejando atrás cinco décadas de hostilidades y desconfianzas.

Era un encuentro tenso, con muchos temas que tratar, medidas por lo que discutir e intereses que defender, pero tras 48 horas de reuniones apenas han tomado decisiones efectivas ni abordados temas importantes.

Los presentes aseguraron a la prensa que había sido una reunión constructiva desarrollada en medio de un clima de respeto, pero la realidad es que no se produjeron grandes avances, ya que ambas administraciones optaron por obviar temas importantes, como lo derechos humanos.

” Era un encuentro tenso, con muchos temas que tratar, medidas por lo que discutir e intereses que defender, pero tras 48 horas de reuniones apenas han tomado decisiones efectivas ni abordados temas importantes “

Las dos personas que sujetaron el peso de las conversaciones fueron dos mujeres: Roberta Jacobson, secretaria de Estado adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental; y Josefina Vidal, directora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores.

La principal medida que negciaron fue de la reapertura de las embajadas como punto de partida para el restablecimiento de las relaciones de ambos países. Sobre este tema discutieron acerca de los niveles de dotación de personal que tendrán las futuras embajadas, así como otros detalles sobre de las operaciones que desempeñarán estos organismos. Vidal habló a la prensa de que los dos países habían desarrollado una lista con las formalidades diplomáticas que deben llevarse a cabo antes de la reapertura de las embajadas.

 

Comunicado de prensa de la delegación cubana a las conversaciones sobre el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos 

El 22 de enero de 2015, tuvieron lugar conversaciones entre delegaciones de los Estados Unidos y Cuba para definir los pasos a dar con vistas a formalizar la decisión anunciada por los presidentes Raúl Castro Ruz y Barack Obama, el 17 de diciembre de 2014, de restablecer las relaciones diplomáticas entre ambos países. La delegación estadounidense estuvo presidida por la secretaria asistente para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Roberta S. Jacobson, y la cubana por la directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal Ferreiro.

En la reunión, que se desarrolló en un clima respetuoso y constructivo, la delegación cubana expresó que las relaciones diplomáticas deberán basarse en los principios del Derecho Internacional y de la Carta de las Naciones Unidas, incluyendo la igualdad soberana, la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos, y la no intervención en los asuntos internos de los Estados. Igualmente, deberán regirse por las Convenciones sobre Relaciones Diplomáticas y Consulares, que norman la actuación de las misiones diplomáticas y consulares y de sus funcionarios.

Ambas delegaciones intercambiaron criterios sobre los procedimientos para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas en una fecha por determinar y decidieron continuar las conversaciones sobre este tema, con vistas a definir los pasos que deberán darse para la apertura de las respectivas Embajadas y la realización de visitas de alto nivel.

” La delegación cubana reiteró la disposición de Cuba a continuar un diálogo respetuoso con el Gobierno de Estados Unidos, basado en la igualdad soberana y la reciprocidad, sin menoscabo a la independencia nacional y la autodeterminación de nuestro pueblo “

Los representantes cubanos reiteraron su profunda preocupación, porque durante casi un año, la Sección de Intereses de Cuba en Washington ha carecido de un banco para realizar sus operaciones, debido al recrudecimiento de las medidas financieras del bloqueo y a la injusta permanencia de Cuba en la lista de “Estados patrocinadores del terrorismo internacional”, lo cual provoca graves afectaciones a su funcionamiento y es contrario a la obligación de los Estados de asegurar todas las facilidades para el desempeño de las funciones de las misiones diplomáticas.

La parte cubana abordó en este contexto los temas que deberán ser resueltos como parte del proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales, en particular, el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero.

La delegación cubana reiteró la disposición de Cuba a continuar un diálogo respetuoso con el Gobierno de Estados Unidos, basado en la igualdad soberana y la reciprocidad, sin menoscabo a la independencia nacional y la autodeterminación de nuestro pueblo. Reafirmó que ambas partes deben centrarse en la búsqueda de solución a los problemas que enfrentamos y que, a pesar de las diferencias profundas que existen entre nuestros gobiernos, debemos aprender a convivir pacífica y civilizadamente con estas. Asimismo, ratificó la voluntad de Cuba de contribuir a la mejoría del clima bilateral y avanzar hacia la normalización de las relaciones.

 

Redacción- Prensa Latina (Cuba) 

Cuba y Estados Unidos identificaron la víspera áreas en las que existen potencialidades para establecer o ampliar la cooperación bilateral, como el enfrentamiento al narcotráfico, al terrorismo y a las epidemias.

Al respecto, Cuba propuso a Estados Unidos sostener un encuentro para definir las modalidades de cooperación con vistas a enfrentar de manera efectiva y eficaz el virus del ébola, indica un comunicado de prensa de la delegación cubana a las conversaciones sobre temas bilaterales y de cooperación con Washington, efectuadas en el capitalino Palacio de las Convenciones.

Precisa que las delegaciones de ambos países a este intercambio pasaron revista al estado de la cooperación en varios temas, como la seguridad aérea y de la aviación, y la respuesta a derrames de hidrocarburos.

La delegación cubana reiteró la disposición de sus autoridades a desarrollar intercambios con sus contrapartes estadounidenses sobre monitoreo sísmico, áreas marinas protegidas e hidrografía, así como a participar en investigaciones conjuntas sobre especies marinas, apunta el texto.

Además, prosigue, Cuba propuso establecer cooperación científica en un grupo de áreas como la protección del medio ambiente, la mitigación de los efectos del cambio climático y la prevención de desastres naturales.

Los representantes cubanos -refiere- trasladaron también la disposición de Cuba a discutir la delimitación de la Zona Oriental en el Golfo de México y se interesaron por los próximos pasos para la implementación de un Plan Piloto para establecer el servicio de correo postal entre los dos países.

“Al abordar temas en los que ambos países tienen diferentes concepciones, la delegación cubana expresó serias preocupaciones por la garantía y protección de los derechos humanos en Estados Unidos”, sostiene el comunicado.

Asimismo, señala, Cuba enfatizó la persistente ilegalidad de las detenciones en la Base Naval de Guantánamo y los reconocidos actos de tort
ura que allí se cometen contra los prisioneros.

También, la brutalidad y el abuso policial, cada vez más alarmantes, como en los hechos ocurridos recientemente en Ferguson y Nueva York, que evidencian el incremento del racismo y la discriminación racial en Estados Unidos, sostiene el documento.

De igual forma, Cuba recordó a su contraparte el patrón racial diferenciado en la ejecución de la pena de muerte en ese país, que se aplica en su mayoría a afroamericanos, latinos, integrantes de otras minorías, enfermos y menores.

La delegación cubana manifestó también preocupación por la desigualdad salarial en Estados Unidos, donde las mujeres perciben 25 por ciento menos salario que los hombres por igual trabajo, así como por el trabajo infantil y las limitaciones al ejercicio de las libertades sindicales y de negociación colectiva, entre otras situaciones.

 

Al respecto, “la parte cubana propuso sostener un diálogo respetuoso y sobre bases de reciprocidad acerca de esta materia en el futuro, a partir de las experiencias positivas alcanzadas en Cuba en el disfrute de los derechios humanos y de nuestra contribución a la mejoría de estos derechos en muchos países del mundo”, afirma el comunicado de prensa.

 

Leer el artículo completo de El Ciudadano aquí 

Leer el comunicado aquí

Leer el artículo de Prensa Latina aquí