Cuba le abrió la puerta al matrimonio igualitario con el nuevo Código de Familias

El Congreso de Cuba aprobó este martes la versión final del Código de Familias, que abre por primera vez la posibilidad al matrimonio igualitario con una nueva definición legal sobre el concepto de “familia”. La nueva redacción también contempla también que las personas del mismo sexo puedan adoptar, uno de los reclamos más importantes de la comunidad LGBTI. El texto final será sometido a consulta popular a principios de 2022.

En su artículo 81, establece que “toda persona tiene derecho a fundar una familia”. “El Estado reconoce y protege a las familias, cualquiera sea su forma de organización, como célula fundamental de la sociedad y crea las condiciones para garantizar que se favorezca integralmente la consecución de sus fines.”, agrega.

Según el ministro de Justicia de Cuba, Oscar Silvera Martínez, el Código “no fabrica ni impone modelos, sino que respeta la pluralidad familiar y la respalda; es el resultado de la participación de todos y todas, y protege los derechos de las personas a constituir una familia, sin discriminación y con respeto a los derechos humanos”.

“Un Código de sumas y multiplicaciones, como la vida misma. Los diputados aprobaron este martes el Proyecto de Código de las Familias, texto moderno e inclusivo que se someterá a consulta popular”, escribió por su parte en su cuenta dela red Twitter el presidente Miguel Díaz-Canel.

Los diputados cubanos dieron luz verde a la normativa que fue redactada por un comité de 30 expertos. Sin embargo, la comunidad LGBTI está en contra de que que esta sea la única iniciativa que irá a referendo entre las 70 normas jurídicas actualizadas con la nueva Constitución.

“Viene a garantizar más justicia y más equidad”

Durante el debate resaltó la palabra de Mariela Castro Espín, una reconocida defensora de los derechos de las minorías, que consideró al Código “la expresión de un proceso gradual de la madurez alcanzada por la Revolución en la búsqueda de la justicia social”.

Agregó que el texto “viene a garantizar más justicia y más equidad, amplía las garantías de los derechos para todas las personas sin distinción ninguna, es un código emancipador, que contribuye a la democratización de relaciones entre hombres y mujeres, y entre las diferentes generaciones de cubanos”, resaltó.

Ya se pronunciaron en contra del nuevo Código la Iglesia católica y la evangelista, un culto que cuenta cada vez con más adeptos en la isla.

El camino hacia el matrimonio igualitario en Cuba

La posible aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en Cuba comenzó a discutirse por primera vez en 2018 durante el proceso de reforma constitucional que culminó con la promulgación de una nueva carta magna en 2019.

Según la antigua, vigente desde 1976, el matrimonio era la unión “entre un hombre y una mujer”, mientras la nueva Constitución establece que la definición final se plasmará en el proyectado Código de Familia.

El borrador final de la actual carta magna eliminó el artículo que abría la puerta al matrimonio gay en la isla y aplazó el debate hasta la aprobación de un futuro Código de Familia, en un esfuerzo del Gobierno por asegurar el respaldo al nuevo texto constitucional en el referendo.