Cuba denuncia que Estados Unidos busca excluirla de la Cumbre de las Américas

Las autoridades cubanas denunciaron que Estados Unidos excluyó a la isla de los preparativos para la 9ª Cumbre de las Américas que se celebrará en junio en Los Ángeles y afirmó que la medida constituye un «retroceso histórico» del presidente demócrata Joe Biden.

«Debo denunciar que el gobierno de Estados Unidos ha decidido excluir a la República de Cuba de los preparativos de la 9ª Cumbre de las Américas», que se realizará entre el 8 y el 10 de junio en la ciudad de California, dijo en una declaración de prensa el canciller Bruno Rodríguez.

El funcionario instó al secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, a aclarar si el gobierno del mandatario Miguel Díaz-Canel será convocado.

Rodríguez aseguró tener evidencias de que Washington «ejerce en este momento presiones extremas sobre numerosos gobiernos de la región que se oponen» a la exclusión.

Consideró que no invitar a La Habana sería un «grave retroceso histórico», luego de que la isla estuviera en las dos últimas cumbres, en 2015, en Panamá, y en 2018, en Lima, «en las cuales Cuba participó en pie de igualdad».

Qué temas tratará la Cumbre de las Américas

Estados Unidos busca lograr con los países de América Latina un acuerdo «firme» sobre inmigración de cara a la próxima Cumbre de Las Américas, expresó Blinken la semana pasada durante una visita a Panamá, donde se reunió con ministros de una veintena de países de la región.

«En este momento se negocia a espaldas de la opinión pública un documento Carta de entendimiento sobre gestión migratoria y protección a migrantes», protestó Rodríguez.

Se trata de «un código que pretende obligar a estados latinoamericanos y caribeños a reprimir la migración, a absorber a los inmigrantes que Estados Unidos decide procesar dentro de su territorio», añadió.

Cuba vive una emigración masiva, en medio de su peor crisis económica en casi tres décadas agravada por una batería de casi 300 sanciones económicas ordenadas por el expresidente estadounidense Donald Trump, ninguna de las cuales fue levantada por Biden.

Esto mismo fue denunciado en los últimos días de forma tajante por el presidente cubano Miguel Díaz-Canel en un reportaje que concedió al diario argentino Página/12.

Según la oficina de Aduanas de Estados Unidos, desde octubre de 2021 hasta marzo de 2022, más de 78.000 cubanos entraron al país por la frontera con México, cifra que casi duplica el número de nacionales que abandonó la isla durante la llamada «crisis de los balseros», en 1994.

Rodríguez indicó que mientras otros países de la región han recibido estímulos de Washington para contener ese flujo, «en Cuba, sin embargo, su receta es el recrudecimiento del bloqueo».