Cuba abrió la libre importación de alimentos y medicamentos por parte de los viajeros

En el marco de las inéditas protestas que se replican en toda la isla, el Gobierno de Cuba anunció la libre importación de alimentos, medicamentos y productos de aseo por parte de los viajeros, así como un profunda reestructuración de las empresas estatales, incluidas las políticas salariales.

Hasta hoy, las leyes cubanas permitían la importación no comercial de 10 kilos de medicamentos, libre de impuestos, y ponía topes a alimentos y otros productos.

La medida, absolutamente inédita en la isla, se extenderá “hasta el 31 de diciembre” y luego habrá “una valoración”, detalló Marrero, escoltado por el presidente Miguel Díaz-Canel.

“Usted puede traer la cantidad de alimentos, de productos de aseo y la cantidad de medicamentos que usted considere; el límite no lo ponemos nosotros, no lo pone el país, no lo pone la aduana: el límite se lo puede poner la aerolínea”, explicó el funcionario.

Por otro lado, el Ejecutivo también anunció cambios en las políticas salariales del país, como parte de una gran transformación en el sector empresarial del Estado.

Fue el titular de Economía, Alejandro Gil, el que reveló que “se eliminará gradualmente la escala salarial en la empresa estatal socialista, lo que aumenta su autonomía y mejorará los ingresos de sus trabajadores”.

Las medidas se dan apenas días después de las protestas del domingo, que concentraron varios reclamos, entre ellos la crisis socioeconómica -empeorada desde el inicio de la pandemia por la caída brutal del turismo, principal ingreso de la isla-, situación que se agrava aún más con el bloqueo económico de Estados Unidos sobre Cuba, que ya lleva más de 60 años. 

En los últimos tres días hubo cortes en el servicio de internet móvil, que se recuperó el jueves, aunque el acceso a Whatsapp, Facebook y Twitter, entre otras redes, a través de las tecnologías 3G o 4G, seguía presentando problemas e interrupciones.

Grupos opositores en Cuba habían acusado al Gobierno de cortar el servicio de internet para frenar las convocatorias a nuevas protestas y desde la Casa Blanca pidieron el restablecimiento inmediato.

“Es verdad que faltan datos (móviles), pero faltan medicamentos también”, respondió el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, cuando le preguntaron por los cortes.

En paralelo, el canciller Rodríguez acusó directamente al Gobierno de Estados Unidos de ser responsable de las protestas, las más importantes desde el llamado Período Especial en los 90.

El Gobierno cubano y su relación con Estados Unidos

Sin mencionar directamente las protestas que se multiplicaron el domingo y lunes pasado en la isla, el presidente Díaz-Canel hizo un repaso por las causas de la difícil situación actual -el bloqueo estadounidense, las sanciones impuestas por el Gobierno de Donald Trump, el congelamiento del turismo con la pandemia, entre otros- pero destacó que “se había empezado a hablar y había algunas señas de las intenciones de la actual administración de los Estados Unidos de hacer una revisión en algunos puntos de la política hacia Cuba”, en referencia a la llegada del demócrata Joe Biden a la Casa Blanca. 

Además, en medio de cifras récords de contagios y muertos esta semana por el coronavirus, destacó la aprobación de la primera de las cinco vacunas que se desarrollaron completamente en el país. “En medio de la situación epidemiológica que vivimos, aparecen los resultados de Abdala que la reconocen como primera vacuna en Latinoamérica y que nos permite entonces a nosotros dar un paso más en el enfrentamiento exitoso a la pandemia, lo cual es una de las esperanzas que tenemos para, en el menor tiempo posible, limitar los efectos de este pico pandémico”,