“Cuando el pueblo está unido, nada es imposible”

En su paso por Argentina, el presidente boliviano Evo Morales dio un sentido discurso en la Universidad Metropolitana del Trabajo en el que resaltó la importancia de la unidad latinoamericana para enfrentar “ciertas debilidades” que amenaza el progresismo en la región. “Las transformaciones estructurales vienen de la lucha de los movimientos sociales”, enfatizó al narrar las características de la gesta emancipadora en Bolivia. Para Morales, la única respuesta posible para un futuro mejor es la confluencia entre fuerzas sociales, sindicales y políticas.

“Estoy muy agradecido con los movimientos sociales, los movimientos sociales primero nos garantizaron la estabilidad social, y la estabilidad social garantiza la estabilidad política, y la estabilidad política y social garantiza no solamente la estabilidad económica sino también el crecimiento económico”, destacó el mandatario al recibir el Doctorado Honoris Causa en la casa de estudios.

Todo su discurso giró en torno al rol preponderante de la unidad en la lucha por recuperar la soberanía de la región y lo indispensable que resulta para el crecimiento económico la nacionalización de los recursos naturales y los servicios públicos.

Para eso, detalló el proceso que protagonizó en Bolivia, primero desde los movimientos sociales y sindicales y luego desde la presidencia de la República. Explicó que el gran acierto de los movimientos sociales en su país fue lograr pasar “de una lucha social, cultural, comunal, a una lucha electoral”. “Gracias a la unidad del pueblo boliviano hemos dado un paso importante: dejar el estado colonial mendigo. Ahora tenemos un estado plurinacional digno y soberano”, manifestó desde el micrófono en medio de los aplausos de toda la audiencia.

Al definir su programa, fue muy claro: “en lo político, la refundación; en lo económico, la nacionalización y en lo social, la redistribución de la riqueza”. “Gracias a la unidad social sindical pero también electoral hemos recuperado la patria en Bolivia y ese es un resultado del pueblo boliviano”, subrayó Morales.

Un pasaje del discurso se lo dedicó también al momento que está atravesando la región, ante el avance de “presidentes neoliberales”.  “Tal vez, estamos con algunas debilidades en Sudamérica, en América Latina, pero yo tengo mucha confianza en los movimientos sociales. Habrá momentáneamente una reacción, una arremetida del imperio norteamericano. Entiendo la preocupación de algunos países, pero es importante ver cómo desde arriba nos imponen políticas, pero cuando el pueblo está unido nada es imposible, con la verdad y con la honestidad”, continuó, provocando otra vez la ovación de todo el teatro de la universidad.

Al concluir, hizo un llamado a los latinoamericanos: “Son los trabajadores, los sectores sociales los que tenemos la obligación de seguir recuperando la patria; somos la patria grande y tenemos la obligación de recuperar la soberanía para toda América Latina”.

Algunas de las frases más importantes del presidente: 

“Las transformaciones estructurales vienen de la lucha de los movimientos sociales, como la nacionalización. Los servicios básicos deben ser un derecho humano y no un negocio privado”.

“En 180 años nos dejaron con 9 mil millones de dolares PBI y el año pasado llegamos a 37800 millones de dolares del PBI. Eso es la nacionalización de recursos naturales”.

“Tal vez estamos con algunas debilidades en Sudamérica, pero yo tengo mucha confianza en los movimientos sociales por mi experiencia personal y mi experiencia sindical”.

“La respuesta ante la arremetida imperialista es la unidad”.

“Las Fuerzas Armadas sometidas al comando sur no garantizan ninguna soberanía”.

“Ahora el Imperio se inventa otra clase de golpes: golpe congresal o golpe judicial. Desde el norte nos dicen que debe haber independencia de poderes pero ¿quién nombra al fiscal en Estados Unidos?”