Pensar en clave progresista

Latinoamérica

El Encuentro Latinoamericano Progresista se consolidó como espacio de reflexiòn polìtica, comprometido con los procesos emancipadores. Militantes políticos de toda la región y espacios de reflexión de luchadores, funcionarios, intelectuales y artistas se reunieron para debatir sobre temas de interés coyuntural; entre ellos García Linera, Correa, Carlotto, Sader y Assange.

Álvaro García Linera, Vicepresidente de Bolivia- Foto: ELAP

Redacción- Nodal Cultura

Jornada 1 – “El socialismo es una búsqueda”

Quito es la ciudad que materialmente une los hemisferios, la ciudad donde conviven las tradiciones culturales, gastronómicas, lingüísticas, arquitectónicas de este espacio andino complejo que se desarrolla de sur a norte en la costa, el valle, la sierra y la selva.

Quito, la ciudad capital de la UNASUR, es sin dudas un lugar ideal para los encuentros. De modo que este colorido, multilingüistico, rebelde e integrado Encuentro Latinoamericano Progresista ELAP 2015 tiene en esta ciudad bella y amada, un lugar más que propicio.

ELAP Ecuador 2015 es un cruce entre encuentro multitudinario de militantes políticos de toda la región y espacios de reflexión de luchadores, funcionarios, intelectuales, artistas. Estos espacios se darán en forma de mesas panel, conversatorios y tres conferencias magistrales, la de cierre a cargo del presidente del Ecuador, Rafael Correa.

En el Teatro Nacional, principal auditorio de la Casa de Cultura de Quito, con 2500 asistentes colmando todas las butacas disponibles y enmarcados por gigantografías con los rostros de Nestor Kirchner, Hugo Chávez, Lula y Evo Morales, abrió el encuentro Doris Solíz, Secretaria Ejecutiva del movimiento Alianza PAIS.  Su discurso subrayó la importancia de la integración: “América Latina necesita de un proceso de integración que responda a las demandas de sus pueblos. Debemos definir qué mundo queremos frente a la globalización capitalista y con ello promover también la integración Sur – Sur”

A su intervención siguió la de Guillaume Long Ministro de Cultura y Patrimonio de Ecuador, y presidente de la comisión de Relaciones Internacionales de Alianza País quien agregó a esta idea la noción de organización de las políticas y las resistencias regionales.  Esta idea de organización es necesaria en su criterio pues “lo que ocurrió no fueron sólo el desarrollo de unas políticas neoliberales, lo que pasó es que se crearon y consolidaron estados neoliberales”. La desigualdad, que es la marca de nuestra región solo se podrá cambiar según Guillaume “cambiando nuestra matriz productiva con un modo diferente de participar en el mercado mundial” eso requiere integración y organización, pues no depende de soluciones posibles en cada uno de los países.

» La noción del campo intelectual en pos de articular con los deseos populares fue clave a lo largo de su discurso, donde también afirmó que se puede y se debe realizar el camino del desarrollo con un cuidado cierto del impacto ambiental, considerando especialmente el salto en materia de producción «

En un sentido similar concluyó la ronda de oradores de la apertura el vicepresidente de Ecuador Jorge Glas Espinel quien afirmó que esta nueva agenda que permita cambiar la matriz productiva y superar la vergonzosa condición de región más desigual del mundo es la que proponga una fuerte innovación científico tecnológica, que no responda a la demanda del mercado mundial, sino a un nuevo sentido de la producción que responda al deseos de nuestros pueblos y sea sustentable. “Si pusiéramos a articular las agendas locales de nuestras universidades seguramente los tiempos que requieren estos cambios serán mucho más cortos que si lo intentamos cada país por su cuenta”.

La noción del campo intelectual en pos de articular con los deseos populares fue clave a lo largo de su discurso, donde también afirmó que se puede y se debe realizar el camino del desarrollo con un cuidado cierto del impacto ambiental, considerando especialmente el salto en materia de producción energética que requiere el desarrollo industrial y los daños que se pueden producir con un crecimiento no controlado y regulador.

“Nuestra tarea”, afirmó, “es construír una América Latina basada en la igualdad y la felicidad de los pueblos”.

Cerrando el acto gran parte de los diferentes partidos, grupos militantes diversos y movimientos sociales cantaron canciones de las viejas y nuevas tradiciones antiimperialistas. Entre ellas la que más fuerte y claro resonó decía: “Fuera yanquis de América Latina, fuera británicos de las Malvinas, Fuera la OTAN de Afganistán”

Inmediatamente después se sucedió la mesa “Socialismo del siglo XXI: Agenda programática y alcances en América Latina”, de la que participaron Atilio Borón, politólogo argentino, Rodrigo Cabezas, ex ministro de economía de Venezuela, Fander Falconí, excanciller del Ecuador y Coordinador de la Comisión de Formación Política de Alianza PAIS y Marco Enríquez Ominami, líder de los progresistas Chile y ex candidato a la presidencia de su país.

» Carlotto fue quien abrió la mesa ‘América Latina, la lucha por la memoria, la verdad y la justicia’ recreando la historia de Abuelas de Plaza de Mayo, desde aquel octubre de 1977 en que fue fundada. “El derecho a la identidad no se agota en la cuestión biológica «

Borón aseguró que son erradas las afirmaciones de ciertas derechas en la región que suelen atacar estas experiencias diciendo que los gobiernos progresistas son experiencias de modernización capitalista. En el mismo sentido, quitando toda esencialidad al concepto de socialismo Cabezas sostuvo que “el socialismo para nosotros es una búsqueda. No hay conclusiones definitivas por dos razones, no hay modelos ni verdades generalizadas, hay  experiencias que buscan validarse históricamente. Y segundo porque es absurdo trasladar un concepto a nuestras realidades propias e irrepetibles. El socialismo es una búsqueda, un encuentro con las realidades, aciertos y errores propios”

“El socialismo tiene sentido si es una sociedad de socios.  Si el Estado es una herramienta, si tenemos paz. Estamos frente a una nueva era de desafíos. No tenemos todas  las respuesta pero es la hora de pensar juntos” finalizó Enriquez Ominami, quien celebró que en la ELAP se puedan discutir y debatir cara a cara, cosa que no se puede hacer por twitter en 140 caracteres y desde una relación apenas virtual.

Si alguien fue reconocida por todos los disertantes en la apertura de la ELAP y fue la persona más aplaudida por los miles de asistentes al encuentro, ella fue Estela de Carlotto, presidenta de la asociación Abuelas de Plaza de Mayo. Activa como pocas personas, no para de ir de una convocatoria a otra. Acepta todos los convites, se toma su tiempo para pasear y hasta resuelve de un modo elegante y orgulloso la torpe organización que la convocó a un salón para el cual debía subir dos pisos por escalera. En esta situación también puso esa gentileza que la caracteriza y subió apenas ayudada por su bastón las largas escaleras, que a 2800 metros de altura se hacen más largas para todos.

Carlotto fue quien abrió la mesa “América Latina, la lucha por la memoria, la verdad y la justicia” recreando la historia de Abuelas de Plaza de Mayo, desde aquel octubre de 1977 en que fue fundada. “El derecho a la identidad no se agota en la cuestión biológica. Para nosotros debe integrar en la subjetividad la propia historia, la historia de la familia. Si la cadena generacional fue rota intencionalmente por el terrorismo de Estado, es nuestra tarea reconstruirla” explicó sobre lo que han aprendido en estos años a propósito de la identidad. “Somos madres, somos a
buelas, somos latinoamericanas. Vamos a acompañar a todas las madres de América Latina en la búsqueda de aquel hijo o hija que aún no ha regresado a casa”, finalizó frente a un auditorio colmado incluso en la antesala donde se instaló un pantalla para que el público pudiera seguir su participación.

» La mesa se completó con un cruce entre relatos de casos particulares que dan cuenta del horror de los sistemas represivos en la región –aun incluso durante gobiernos democráticos- y análisis generales desde perspectivas particulares «

La mesa se completó con un cruce entre relatos de casos particulares que dan cuenta del horror de los sistemas represivos en la región –aun incluso durante gobiernos democráticos- y análisis generales desde perspectivas particulares. El fiscal general del Ecuador, Galo Chiriboga afirmó que “nuestro trabajo es en la corte, no en los medios de comunicación” en relación con la oposición a las políticas de la verdad que focalizan especialmente en el período 1984-1988 en el que más casos de violaciones a los DDHH se registran, aun en un período de un presidente electo constitucionalmente.

A continuación Carlos Figueroa académico de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (Guatemala) hizo un análisis de la memoria en el pueblo en países como Argentina, Uruguay o Chile, donde afirmó que la memoria es “fuerte” en comparación con países como el suyo o como México, donde la memoria podría catalogarse como “débil”. La muestra más concreta es, según explicó, que las movilizaciones que terminaron con el gobierno de Otto Perez Molina fueron contra actos de corrupción y nunca consideraron que él había sido parte de los brutales Kaibiles, un militar genocida, en país en el cual entre asesinados y desaparecidos las víctimas ascienden a 200.000 personas. La pregunta, que apenas se animó a intentar contestar pero queda vigente es ¿cuáles son las razones para que existan países con memoria “fuerte” y países con memoria “débil”?

El interrogante queda abierto.

Jornada 2 – “La esencia democrática es la creciente participación de la sociedad en la toma de las decisiones” 

A primera hora de la mañana, la segunda jornada de ELAP Ecuador 2015 presentó ayer uno de sus momentos más esperados por todos los asistentes al encuentro: la conferencia magistral de Álvaro García Linera, vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia.

Ante las 2700 personas que llegaron temprano, y no se movieron de sus lugares durante la larga espera que supuso la demora de su llegada, el vicepresidente de Bolivia desarrolló su ponencia a propósito de algunas disyuntivas de la militancia política y la disputa por los sentidos, que terminan imponiéndose sobre la sociedad como forma de conocimiento, de sentido común, de prácticas cotidianas, que son esenciales para en el acceso y ejercicio del poder. Desarrolló un relato en 9 preguntas o alternativas, que fueron disparadores para pensar la acción política y de gestión gubernamental.

Navegando entre las nociones tradicionales de toma y ejercicio de poder de Lenin y la idea de hegemonía cultural de Gramsci, Linera se preguntaba (y concluía que ninguna decisión a favor de una opción que niegue a la otra es correcta) si era necesario construir el poder o tomarlo, si en la disputa por la hegemonía es necesario y suficiente la transformación del horizonte cultural previamente al acceso al poder o si por el contrario es posible construir hegemonía luego de tomarlo. Así circularon temas como la construcción del sentido común, la eficacia en la gestión económica del gobierno, el crecimiento económico o la protección de la madre tierra. Las oposiciones, cada una de las cuales el vicepresidente resolvía dialécticamente y no desde la preeminencia de una sobre otra, sirvieron para explicar la relación entre cultura, mundo simbólico, ejercicio del poder, gestión y convocatoria a sectores populares desde sus espacios vitales y con sus identidades.

El eje de su exposición giró conceptualmente a propósito de una relación fecunda y beneficiosa entre revolución y democracia, en los nuevos tiempos de América Latina. “Tiene que haber una resignificación de la democracia” afirmó, “Los procesos revolucionarios demuestran que la democracia no es una etapa temporal, un puente hacia una etapa superadora de la sociedad. No es una democracia procedimental, esa es una visión minimalista del Estado. La esencia democrática es la creciente participación de la sociedad en la toma de las decisiones”

Los paneles en la segunda jornada

En una mesa que pasó revista a los 8 años de la Revolución ciudadana, Guillaume Long, Ministro de Cultura y Patrimonio, Paola Pabón, Secretaria Nacional de Gestión de la Política y Carlos Marx Carrasco, Ministro de Trabajo, tejieron análisis que mucho tuvieron de coincidencias con lo dicho por el vicepresidente de Bolivia.  Redistribución de la riqueza, humanismo y modos de gestión de las políticas públicas que permitan a pueblo participar activamente en las decisiones al mismo tiempo que se demuestra eficaz.

Ya por la tarde Ricardo Forster, filósofo argentino y Secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional; Dou Enyong, Ministro Asistente y miembro del Partido Comunista Chino; Arun Kumar, miembro del Comité Central del PC (marxista) de la India y Emir Sader, politólogo brasileño, conversaron a propósito de América Latina y los países emergentes en el nuevo escenario del mundo multipolar.

Tanto Enyong –desde el oficialismo- como Kumar, afirmaron la importancia que tiene Latino América para sus países, ya que el nuevo escenario global de relaciones internacionales la relación Sur – Sur se presenta como un eje novedoso, con un horizonte de potenciales beneficios mutuos en términos de desarrollo autónomo y sustentable.

Emir Sader hizo un análisis del proceso capitalista en su fase financiera y dejó ver que a su criterio el momento histórico global sigue siendo unipolar. “El capitalismo difícilmente pueda salir de su era neoliberal. El capitalismo financiero, que es la base de este momento de su desarrollo, vive del endeudamiento y esto genera una fase siempre recesiva. No aparece en el horizonte un cambio de esta fase a una que repita las condiciones de la etapa expansiva”, concluyó.

Emir Sader hizo un análisis del proceso capitalista en su fase financiera y dejó ver que a su criterio el momento histórico global sigue siendo unipolar. “El capitalismo difícilmente pueda salir de su era neoliberal. El capitalismo financiero (…)  vive del endeudamiento y esto genera una fase siempre recesiva «

Sobre esta etapa del capitalismo, Forster analizó la etapa neoliberal, destacando su condición hegemónica más allá del momento que atraviesan algunos países de nuestra región. Coincidiendo con Sader en la afirmación de un momento unipolar, analizó esta hegemonia como un constructo cultural. Si no fuera así, no sería posible explicar la situación global de violencia simbólica y sobre los cuerpos que sufren millones de personas en las fronteras calientes europeas o la humillación a la que es sometido el pueblo griego por Alemania, la troika y un coro de países que son victimarios y podrían ser en cualquier momento víctimas de ese capitalismo financiero. Sin una incorporación del paradigma cultural neoliberal en las subjetividades populares, esto no sería posible. Y esta situación es visible también en América Latina, por lo cual es necesario tomar conciencia del trabajo en el orden de la disputa por el sentido común y los modos de comunicación. “Debemos disputar el lenguaje del sentido común, la lógica que hace de la cultura puro espectáculo, el de los intercambios comerciales, pues ellos responden totalmente a las lógicas neoliberales”, finalizó el filósofo argentino.

Ya entrada la noche
se produjo el conversatorio con los cinco héroes cubanos, que convocó gran cantidad de público en la sede del CIESPAL – Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina.

Jornada 3 – Rafael Correa brindó el discurso de cierre del ELAP Ecuador 2015

El momento esperado por la gran mayoría de los concurrentes a la  tercera y última jornada del ELAP Ecuador 2015 fue el cierre a cargo del presidente de Ecuador, Rafael Correa.

Con gran expectativa comenzó el día en el Ciespal – Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina – donde se concretó la participación a través de una video conferencia de Julian Assange, junto al argentino Tristán Bauer y el euro diputado italiano Alessandro di Batistta, quien contó la experiencia a través de la web que lo llevó a ser candidato sin antecedente alguno en la política.

Tristán Bauer comenzó su presentación recordando las jornadas de noviembre de 2005 cuando en Mar del Plata se enterró el ALCA. A partir de allí relató el modo en que se recuperaron los medios públicos y el crecimiento del sistema de medios a su cargo. En su discurso no faltó la comprensión del impacto del salto tecnológico en estos hechos ni la importancia de la lucha que finalizó en el dictado de la nueva ley de servicios de comunicación. Su relato permitió al público comprender porque el proceso de transformación del escenario de los medios en Argentina fue parte del gran cambio que comenzó en Argentina y América Latina por aquellos años.

Assange, que sufre desde hace más de tres años el aislamiento en la embajada de Ecuador en Londres en la que se halla refugiado, analizó desde una perspectiva política el momento presente de internet, sus plataformas y el lugar de los estados en materia de regulación, control, ejercicio del poder imperial y los negocios que estos modos de relación implican. A las ya conocidas denuncias sobre la recolección de datos personales y el relación entre las agencias de inteligencia de los países centrales y los administradores de las redes sociales informáticas, agregó un interesante análisis sobre el modo en que facebook modela el conjunto de relaciones sociales, como supone un modo de pensar la trama social y sostuvo que la falta de regulaciones  permite que los grandes monstruos globales como Google y Facebook impidan el desarrollo de cualquier competencia.  De allí que sugiriera que América Latina podría pensar un modelo propio. “América Latina debe crear alternativas para Facebook, no es solo una cuestión cultural, no es simplemente una cuestión de supervivencia, es una cuestión de seguridad nacional”, concluyó el creador de wikileaks.

» Assange, que sufre desde hace más de tres años el aislamiento en la embajada de Ecuador en Londres en la que se halla refugiado, analizó desde una perspectiva política el momento presente de internet, sus plataformas y el lugar de los estados en materia de regulación, control, ejercicio del poder imperial y los negocios que estos modos de relación implican «

Poco después, en el mismo escenario y en una mesa titulada “Democratización de los medios de comunicación, una apuesta nacional y  regional”, Pedro Brieger, director de Nodal, presentó un mapa sobre el modo en que la información regional circula en los medios masivos de nuestros países. En su exposición afirmó que si bien en materia de periodismo y comunicación se ha hecho una buena tarea en la crítica de los medios masivos, no se avanzó en el mismo grado en la concreción de proyectos que generen nuevas formas de información, nuevos modelos editoriales ni nuevas propuestas de carácter regional, a partir de las cuales dar una batalla contra ese modelo hegemónico de medios y agencias internacionales. Brieger propuso al público a pensar alternativas y aprovechar las ventajas que las nuevas plataformas tecnológicas facilitan, no solo para generar nuevos medios, sino para multiplicar las fuentes, quebrando el dominio abrumador de unas pocas agencias internacionales basadas en los países centrales, que tienen intereses  políticos e incapacidad de comprender los procesos regionales en cuotas similares.

Por la tarde, en el marco magnífico que brindó el Teatro Nacional repleto, con miles de personas que no pudieron ingresar al recinto y siguieron las alternativas del discurso en pantallas gigantes, cerró el evento Rafael Correa.

En un largo discurso, fundamentalmente dirigido a la militancia propia y a sus dirigentes, Correa comenzó recordando los hechos ocurridos el 30 de septiembre de 2010, o sea 5 años atrás. En un giro significante la campaña de rememoración de lo que fuera un intento de golpe de estado y magnicidio se transformó en alegría, pues se propone pensar la fecha como el día que triunfo la democracia.

Correa recorrió tópicos que van desde los motivos que jaquean a la economía ecuatoriana a partir de las diferentes modos que asume la crisis mundial y cuyas decisiones son siempre organizadas por el sistema financiero global, hasta problemas muy puntuales de la política local como el aumento de penas a quien llamó “microtraficantes” y ciertas prácticas abusivas contra el patrimonio público que llevan a cabo los trabajadores estatales en su negociación salarial.

Hizo referencias concretas a la situación de ataque a la continuidad institucional que están sufriendo muchos gobiernos en la región por parte de sectores de la burguesía acompañados por medios de comunicación y sectores de izquierda radical. Como lo había hecho García Linera también en su conferencia, Correa acusó a estos últimos de no comprender el proceso político y exigir la eliminación del capitalismo de un día para el otro, como si la construcción del socialismo pudiera ser decretada sin más.

» Finalizó su discurso afirmando, como García Linera el día anterior, que es necesario mayor democracia ‘democracia plena, democracia intensa, democracia plebeya, de la calle, del parlamento, de la participación, de la movilización. Socialismo es la radicalización absoluta de la democracia’ «

Respecto del socialismo del siglo XXI sostuvo que se podía pensar a partir de un concepto: Justicia. La justicia en el sentido judicial, pero también en el orden social, económico y político. Justicia como reparación de las desigualdades, del acceso diferenciado a la educación y la cultura. Justicia social para los más necesitados. Justicia en las relaciones interestatales, sin imposiciones imperiales

Siguiendo esta idea dedicó un largo momento de su discurso a analizar la situación generada por la propuesta de ley sobre la herencia. Esta supone gravar diferencialmente a las herencia, y generó una salvaje reacción de la burguesía local con el apoyo de los medios de comunicación, de sectores medios, indígenas y de la izquierda, que desarrollaron una serie de movilizaciones y hostigamientos caracterizado como intento cierto de desestabilización de su gobierno. Afirmó que conceptualmente es inadmisible que alguien sin haber generado riqueza alguna pretenda ser el dueño del país. “A nivel empírico menos del 2% de las familias poseen los medios de producción, poseen más del 90% de las empresas. ¿Cómo podemos aceptar una realidad de esa naturaleza? No tenemos que pedir disculpas de nada, hemos hecho lo que teníamos que hacer. América Latina es el continente más desigual del mundo” explicó en un largo y enfático análisis, que permite pensar que el presidente volverá a avanzar en esta propuesta de ley, momentáneamente retirada del parlamento.

“Nos quieren hacer creer que la política democrática es la política del consenso. Queridos compas, esa política del consenso es negar el conflicto. Y vaya si en América Latina hay conflicto. Es aceptar el dominio sin disputarlo. La democracia del consenso es una posición absolutamente conservadora, que niega el pluralismo
y antagonismo, claves en una sociedad verdaderamente democrática. Es negar el disenso y presuponer acuerdos que no están dados. Es equivalente al fin de la historia, del que nos quisieron convencer.” Afirmó Correa analizando el discurso de los sectores de la burguesía que atacan la estabilidad de los procesos progresistas latinoamericanos. En ese momento citó al obispo brasilero Helder Cámara que decía “Cuando doy de comer a los pobres me llaman santo, cuando pregunto por qué hay pobres, me llaman comunista”. Este discurso del consenso, explicó, permite que nos lamentemos por los pobres, pero no que pensemos cuál es la causa de su pobreza para atacarla desde la política.

Finalizó su discurso afirmando, como García Linera el día anterior, que es necesario mayor democracia “democracia plena, democracia intensa, democracia plebeya, de la calle, del parlamento, de la participación, de la movilización. Socialismo es la radicalización absoluta de la democracia. La democracia llevada al trabajo, al parlamento, al sindicato, a la propia vida cotidiana. A profundizar la democracia socialista, buscando la justicia, el buen vivir, con dignidad, con soberanía, para todas y para todos”, finalizó el presidente, dando por cerrado de ese modo el Encuentro Latinoamericano Progresista ELAP 2015, que reunión cientos de dirigentes de izquierda de más de sesenta países durante tres días en Quito, capital de Ecuador. 

 

Leer el artículo aquí