Crisis política en Perú: para Castillo las denuncias de corrupción y de traición a la patria son intentos de desestabilización

El presidente de Perú, Pedro Castillo, acusó a la Fiscalía Especializada en Lavado de Activos de sumarse a los intentos de la oposición de “desestabilizar” su gobierno, luego de que se difundiera en la prensa la declaración de una empresaria que lo involucra en una presunta red de corrupción. Casi al mismo tiempo, el Congreso declaró procedente una denuncia contra el mandatario por “traición a la patria” por los dichos sobre la posibilidad de otorgarle una salida al mar para Bolivia.

“Esto evidencia que la fiscalía estaría formando parte de un complot para desestabilizar al gobierno”, remarcó Castillo en un mensaje a la nación de un minuto y medio transmitido por televisión este mediodía, luego de que ayer se conociera la denuncia que lo inculpa de formar parte de una red delictiva.

Y agregó: “Hay un sector minoritario que nunca aceptará nuestro gobierno popular y democrático. Hoy buscan vacarnos (destituirnos) para no solucionar los grandes problemas que tiene nuestra patria”.

Qué dice la denuncia

La respuesta del mandatario llegó luego de que la empresaria Karelim López, que es investigada por su presunta participación en delitos de corrupción, denunciara ante la Fiscalía que Castillo formaba parte de una supuesta organización criminal enquistada en el gobierno.

El objetivo de dicha organización, que estaría infiltrada en diversos ministerios y el Congreso, sería obtener dinero con las licitaciones de obras públicas.

Luego de que se difundiera la decisión de López de acogerse al “procedimiento de colaboración eficaz” en el marco de una investigación en su contra en la Fiscalía Especializada en Lavado de Activos, el jefe del Estado había expresado que la empresaria brindó “a la Fiscalía declaraciones sin sustento jurídico ni coherencia con la verdad”.

López figura en una investigación que involucra asimismo a Castillo, por presuntamente haber “intervenido –indebida e indirectamente–” en un proceso de licitación pública para la construcción de un puente vehicular sobre el río Huallaga, en la región de San Martín, en el norte de Perú.

La respuesta del presidente

“Rechazo categóricamente” las declaraciones de la empresaria, dijo Castillo en su mensaje de 120 segundos donde también pidió acelerar la investigación porque “el pueblo necesita saber la verdad”.

“Si estos hechos son materia de investigación fiscal, cómo es posible que se debata públicamente en los medios. Esto evidencia que la Fiscalía estaría formando parte de un complot para desestabilizar al Gobierno”, añadió el líder de Perú Libre.

Castillo ya había denunciado el sábado a través de su cuenta de la red Twitter un intento de golpe de estado desde el Congreso por este caso, por lo cual pidió “activar la Carta Democrática” de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y “permanecer atentos contra cualquier intento desestabilizador y de golpe en el país”.

Traición a la patria

En tanto, la Subcomisión de Asuntos Constitucionales del Congreso unicameral de Perú declaró procedente una denuncia constitucional contra el presidente de la república, Pedro Castillo, por el presunto delito de traición a la patria.

La decisión fue adoptada en votación dividida -nueve a ocho- y la acusación incluye “presunta infracción constitucional” y “probable comisión del delito de traición a la patria”, reportó el Congreso en su cuenta oficial en Twitter.

La denuncia fue presentada por legisladores opositores que acusan a Castillo de violar la Constitución al haber afirmado el mes pasado, en una entrevista con el canal de noticias CNN, que buscaría darle una salida soberana al mar a Bolivia a través del territorio peruano. Luego del revuelo que generaron sus dichos, el mismo mandatario salió a corregirse y pidió perdón por expresarse erróneamente.

La denuncia deberá pasar por la Comisión Permanente para que luego llegue al recinto y los legisladores se pronuncien en votación. En ese caso, si Castillo fuera hallado culpable, sería destituido y debería ser sucedido por la vicepresidenta, Dina Boluarte.