Crisis en Chile: Michelle Bachelet envió una misión de la ONU para investigar violaciones a los derechos humanos

La expresidente chilena y actual Comisionada por los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, envió una misión para verificar las denuncias sobre violaciones a los derechos humanos en el país, bajo estado de excepción y con toques de queda desde la semana pasada. Dieciocho personas, entre ellas un niño, fallecieron, según cifras oficiales, desde el comienzo y cinco de ellos al menos murieron por acción policial y militar. 

«Tras monitorear la crisis desde el comienzo, he decidido enviar una misión de verificación para examinar las denuncias de violaciones a los derechos humanos en Chile», destacó la expresidenta chilena en su cuenta oficial de Twitter.

Ya el lunes la exmandataria había dicho que se encontraba «profundamente entristecida» por los disturbios en Chile y reclamó investigaciones independientes, imparciales y transparentes sobre las «preocupantes denuncias» de un uso excesivo de la fuerza por parte de fuerzas de seguridad y ejército. 

De acuerdo a la última actualización del Insituto Nacional de Derechos Humanos, al jueves por la tarde fueron detenidas 2686 personas, de las cuales 217 son niños, 1087 hombres y 292 mujeres (9 de ellas sufrieron abusos o acosos sexuales por parte de las fuerzas de seguridad). 

La reacción de Piñera

Luego de haber extendido el estado de excepción hacia otras regiones del país, fustigado a los manifestantes al declararles “la guerra” y evitar pronunciarse sobre las denuncias sobre violaciones a los derechos humanos, el presidente anunció un plan para terminar con los toques de queda. 

A pesar de que los mantendrá hasta nuevo aviso, Piñera dijo estar trabajando en un plan de “normalización para poder terminar el toque de queda”. “Ojalá poder también levantar los estados de emergencia”, agregó el presidente que desde el viernes permite que tanquetas desfilen por las calles de Santiago. 

(Photo by Pablo VERA / AFP)

Este plan supuestamente se empezó a aplicar desde el miércoles en Santiago, donde el toque de queda se redujo a seis horas, de las 22H00 a las 04H00 locales, a diferencia de la noche anterior cuando fue de 10 horas.

Piñera anunció también que este jueves envió al Congreso un proyecto de ley para estabilizar el precio de la energía que permitirá anular una reciente alza a los precios de la luz del 9,2%, parte del paquete inicial de medidas con la que intenta hacer frente al estallido social.

La oposición prepara una denuncia constitucional 

El presidente del Partido Comunista de Chile, Guillermo Teillier, adelantó que está preparando una acusación constitucional contra el presidente y el ministro del Interior, Andrés Chadwick. La bancada del PC considera que la acusación es la única forma en pueden “hacer efectiva la renunciabilidad” del cargo presidencial.

En el escrito denunciarán que el Ejecutivo ordenó a los Carabineros y a los militares el uso desmedido de la fuerza contra los manifestantes. “Deben responder por las muertes, los heridos y por crear condiciones que arrastró al país a esta situación”, subrayó Teillier. 

La acción que planean contra Piñera lo responsabiliza –indica la nota- “por las 18 muertes que se han producido en el contexto de las protestas, de las cuales cinco se le atribuyen hasta el momento, a acciones de la fuerza pública”.

El también diputado aclaró que ya cuentan con el respaldo de otras bancadas del Congreso. “Necesitamos 10 firmas y como bancada ya tenemos nueve”, detalló el dirigente comunista.

Durante la sesión de este miércoles en la Cámara de Diputados, bancadas de oposición pidieron la renuncia del ministro de Interior y no descartaron una acusación en su contra por su presunta responsabilidad en los hechos de la última semana.