Crisis carcelaria en Ecuador: 75 muertos tras una serie de motines en tres prisiones del país

Al menos 75 presos de Ecuador murieron y varios resultaron heridos en una serie de motines que estallaron simultáneamente este martes en tres prisiones del sobrepoblado sistema penitenciario de Ecuador, y que según autoridades están relacionadas con choques de bandas criminales que se financian del narcotráfico. En este sentido, el país enfrenta una crisis carcelaria sin antecedentes: 33 presos fallecieron en la prisión de Turi, en la ciudad de Cuenca (sur); 21 en la Regional de Guayaquil (suroeste) y ocho en la de Latacunga (centro), señaló Edmundo Moncayo, director del Servicio Nacional de Atención a Personas Privadas de Libertad (SNAI).

Por la noche, la entidad informó por Twitter que “se registra el aumento de decesos de 13” presos en el puerto guayaquileño. Moncayo descartó víctimas mortales entre el cuerpo de custodia, pero habló de “policías que han sido heridos”, sin precisar el número.

La Defensoría del Pueblo tildó de “masacre sin precedentes” los amotinamientos, que también dejó reclusos heridos, según autoridades. El organismo expresó su “preocupación por la falta de seguridad que vive el país, la cual se refleja el aumento de la delincuencia y violencia al interior de los centros carcelarios”.

“¡Me van a matar!”

En las afueras de la penitenciaría de Guayaquil, unas 40 mujeres trataban de tener noticias de sus familiares. Daniela Soria, una madre de 29 años, aseguró haber recibido un mensaje de voz de Ricardo, su esposo sentenciado a tres años por narcotráfico. 

“¡Me van a matar, sácame de aquí. Diles que me cambien de pabellón!”, se escucha decir al hombre en el mensaje por WhatsApp que compartió Soria.

“Queremos que nos pasen la lista de muertos. Sabemos que aún siguen los problemas porque allí todos tienen teléfono y mi esposo no me llama”, pidió desesperada la mujer en medio del ajetreo de ambulancias.

La Fiscalía dijo que la violenta jornada la desencadenaron “enfrentamientos de bandas criminales”.

De su lado, el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, denunció una arremetida simultánea de “organizaciones criminales”. Las autoridades “están actuando para retomar el control de cárceles”, señaló el mandatario en Twitter.