Crimen y economía

Guatemala 

El estudio del doctor en economía, Mario Ruiz, reveló que la violencia social que padece el país tiene también consecuencias directas en la economía del país. La alta cantidad de crímenes trae aparejada la pérdida del capital humano, que a su vez imposibilita el crecimiento económico. Esto no hace más que alejar cada vez más a Guatemala de la senda del desarrollo. 

Foto: noticias.com.gtGuillermo Díaz- Plaza Pública (Guatemala)

En la última década, la situación ha sido incontrolable y está mermando el crecimiento económico, de acuerdo al estudio realizado por el doctor en economía Mario Ruiz, titulado “How crime affects economic performance: The case of Guatemala”, publicado en Journal of Policy Modeling. 

La tasa de hechos criminales por cada mil habitantes aumentó de 435 en 1997 a 835 en 2012, lo que significa que casi se duplicó. Una tasa mayor a 751 crímenes por cada mil habitantes ubica a un país en situación incontrolable, según la metodología utilizada en la citada investigación.

El estudio propone un modelo de monitoreo económico del crimen (ECM-Model), que está conformado por cinco indicadores, que son: tasa total de criminalidad, tasa de vulnerabilidad al crimen, tasa de la magnitud de devastación del crimen, tasa de decrecimiento económico y tasa de densidad criminal. La tasa de decrecimiento económico tiene como propósito medir el impacto de cualquier crimen sobre el crecimiento económico en un período de tiempo.  Este es el valioso aporte del estudio del doctor Ruiz, realizado con rigor metodológico.

Los mayores crímenes en Guatemala son homicidios, tráfico de drogas y secuestro. Ciudad de Guatemala contabiliza 67% del total de crímenes. A nivel nacional los principales crímenes son homicidios, extorsiones y tráfico de drogas.

«El estudio del doctor Mario Ruiz, profesor guatemalteco de economía en Malasia, revela que la violencia social que el país padece causa doble pérdida, destrucción de capital y decrecimiento económico, lo cual también lo aleja más de la senda del desarrollo»

La tasa de la magnitud de devastación del crimen fue de 0.49 en 1997 y aumentó a 5.34 en 2012.  Esta tasa se refiere principalmente a la destrucción de capital humana por homicidios o desaparecidos por hechos criminales. El resultado indica un aumento significativo en la pérdida de capital humano a causa de la criminalidad.

La tasa de decrecimiento económico, entendida como la pérdida de crecimiento económico debido a la criminalidad, fue de 0.25 en 1997 y aumentó a 0.85 en 2012, lo que significa que ese año el país perdió casi un punto porcentual de crecimiento económico a causa de la violencia social. Un aspecto preocupante es el aumento en el tiempo de la pérdida de crecimiento económico.

El estudio del doctor Mario Ruiz, profesor guatemalteco de economía en Malasia, revela que la violencia social que el país padece causa doble pérdida, destrucción de capital y decrecimiento económico, lo cual también lo aleja más de la senda del desarrollo.

 

Leer el artículo aquí