Costa Rica va por la receta del ajuste y del FMI

El presidente Carlos Alvarado anunció un fuerte recorte en el gasto público como parte de los requerimientos para acceder a un crédito stand-by del Fondo Monetario Internacional. Con esas medidas busca sortear la crisis provocada por la pandemia de covid-19.

“La situación extrema que ha generado el covid-19 hace indispensable este acuerdo con el Fondo para mantener la estabilidad económica del país en los próximos años”, dijo Alvarado en cadena nacional al anunciar los recortes. El ajuste será equivalente a 1% del producto interno bruto (PIB).

Los recortes serán presentados a la Asamblea Legislativa, junto a un presupuesto extraordinario, por el ministro de Hacienda, Elián Villegas. “Será el mayor recorte del gasto público de nuestra historia”, destacó el Presidente, quien aclaró que incluirá todos los sectores, sin tocar los programas sociales y las grandes inversiones en obras públicas.

Costa Rica acumuló hasta fines de 2019 un déficit fiscal de 6,96% del PIB, que podría alcanzar 9,7% del PIB para este año como consecuencia de la pandemia, según el Ministerio de Hacienda. El ministerio proyectó también que la deuda pública alcanzará 68,8% del PIB este año.

Alvarado aseguró que con el recorte de gastos y los créditos negociados con distintos organismos se garantizará la estabilidad económica para este año. En los años siguientes dependerá de la aprobación legislativa de un préstamo de 504 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional (FMI), remarcó.

Con ese crédito, el gobierno podrá negociar luego un acuerdo “stand by” con el FMI, que según Alvarado es “indispensable para mantener la estabilidad económica del país en los próximos años”. Ese crédito, similar al obtenido por la Argentina durante el gobiernod de Mauricio Macri, sería por 2.250 millones de dólares.

Costa Rica, con 5 millones de habitantes, ha vivido en las últimas tres semanas una explosión de casos de covid-19, que este domingo alcanzó un acumulado de 7.596 infecciones y 30 muertos. El gobierno aplicó este fin de semana nuevas medidas restrictivas para evitar la movilización de personas en las áreas de mayor contagio.