Costa Rica aprobó el uso de cannabis medicinal

Luego de tres años de discusión y superadas las diferencias entre el Congreso y el Ejecutivo, Costa Rica permitirá finalmente el uso del cannabis medicinal y terapéutico, una demanda de un amplio grupo de familias que recurren a las propiedades medicinales del cannabis para tratar sus afecciones.

El proyecto, que había sido aprobado por el Congreso el 14 de enero, recibió en un primer momento un veto parcial del presidente Carlos Alvarado, por aspectos referidos al autocultivo y autoconsumo, que, para el Ejecutivo, podían abrir las puertas al tráfico ilegal.

Para desbloquear el debate, el Legislativo retiró ambos aspectos de la norma y así el Presidente le dio luz verde. “Con esto aliviamos el dolor y facilitamos el tratamiento de muchas personas que lo necesitan, ya solo eso es un gran fin”, dijo el mandatario tras firmar la ley.

Alcance de la ley

La norma permite a las autoridades otorgar licencias para la producción e industrialización del cannabis con fines médicos o terapéuticos.

También declara libre el cultivo, la producción, la industrialización, la comercialización de cáñamo o cannabis no psicoactivo y sus productos o subproductos, para fines alimentarios e industriales.

“Genera tranquilidad, porque ya podemos conseguir el CBD (cannabidiol) y los aceites de forma regulada, sin exponernos a una situación jurídica”, dijo Andrés Fonseca, quien le da estos productos a su hermano Francisco, de 30 años, con discapacidad neurológica y epilepsia. 

“Es un alivio que podamos comprarlo con normalidad. Antes tuvimos que buscarlo por afuera. Esa medicina ayuda demasiado a la calidad de vida de nuestra hija”, contó Rachel Moore, madre de Malia, de 13 años, quien también sufre una enfermedad neurológica. 

Estas dos familias son parte de las 4.000 que podrían acceder al cannabis medicinal de manera legal.

Con esta norma, Costa Rica se unió a más de 20 países que permiten esta actividad, varios en América Latina, como Argentina, Chile, Panamá, México, Colombia.