Coronavirus: la región cambia su estrategia para combatir la nueva ola de contagios 

La variante ómicron del coronavirus generó este martes una catarata de contagios en Brasil, Argentina, Perú y Uruguay. Ante la nueva etapa de la pandemia que afrontan, caracterizada por un fuerte aumento de casos leves gracias a la vacunación, los países de la región anunciaron cambios en los criterios que regían hasta el momento para los tests y los aislamientos. 

Las medidas en Perú

Las autoridades sanitarias de Perú, que informaron un récord de 24.288 contagios, anunciaron que a partir de ahora las pruebas para la detección de Covid-19 se harán únicamente a quienes tengan síntomas. Por otro lado, determinaron que esas personas deberán además pasar por una consulta médica para determinar si pueden quedarse en sus casas.

El ministro de Salud, Hernando Cevallos, reveló además que las personas con comorbilidades y adultos mayores de 60 años serán la prioridad para la toma de pruebas, con la idea de “hacer más eficiente” el uso de los tests y evitar la exposición al riesgo de contagio.

“En la última semana hemos pasado de 26.000 contagios a casi 88.000; es un ascenso vertical de casos; y la proyección que hacemos es que cada dos días se duplicará la cantidad; afortunadamente la variante Ómicron no es tan agresiva“, destacó el  ministro de Salud, Hernando Cevallo.

Los cambios en Argentina

Medidas similares se tomaron en otros países como Argentina, donde se registró el martes 134.439 diagnósticos positivos de la enfermedad en 24 horas, con 52 muertes.

Según el Ministerio de Salud de la Nación, los ministros provinciales consensuaron ayer en una reunión virtual una nueva modalidad de aislamiento por contacto estrecho en función del estado de vacunación y actividad laboral de las personas de manera que quienes tengan aplicada una tercera dosis de refuerzo en las últimas dos semanas y no presenten síntomas de Covid 19 serán eximidos del aislamiento obligatorio estricto.

De esa forma, quienes hayan mantenido contacto con personas con coronavirus positivo y tengan el esquema de vacunación completo no tendrán que ausentarse a sus puestos laborales, siempre que no presenten síntomas y con un test de antígeno negativo.

La nueva estrategia de testeo en México

En México, donde las largas colas fuera de  los centros de testeos y hospitales están generando un clima de creciente ansiedad, el Gobierno pidió a los habitantes del país que no se hagan pruebas de coronavirus incluso cuando tengas síntomas, y que en cambio permanezcan aislados en sus casas para evitar contagios, debido a la escasez mundial de insumos médicos.

“En lugar de correr al quiosco a hacerse una prueba, lo que hay que hacer es quedarse en casa para evitar contagiar a otras personas”, afirmó el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, principal vocero de la estrategia gubernamental anti-Covid.

El funcionario dijo que existe una escasez mundial de pruebas de detección y que si todos los que tienen tos o dolor de garganta “se aceleran a ir” por un prueba, se reducirá la disponibilidad para aquellos que tengan una necesidad “imprescindible” del examen.

Con 126 millones de habitantes, México acumulaba desde el comienzo de la pandemia hasta ayer 4,1 millones de casos confirmados de coronavirus y más de 300.000 muertes por la enfermedad, y el sábado último tuvo el récord de contagios diarios, con más de 30.000, según datos oficiales.

Chile descarta nuevas cuarentenas

En esa misma línea, la ministra de Salud Pública de Chile, María Teresa Valenzuela, desestimó este martes que el gobierno baraje en el corto plazo regresar a las cuarentenas sanitarias como medida de prevención ante el avance de la nueva variante 

Este lunes, Chile se convirtió en el segundo país del mundo en aplicar la cuarta dosis de la vacuna contra el coronavirus, solo después de Israel, que aplicó la cuarta inmunización en diciembre tras el repunte de casos de ómicron.