Coronavirus en Perú: Enviarán a la cárcel a quienes compartan noticias falsas

Perú, uno de los primeros países en aplicar duras medidas de aislamiento, sancionará con penas de hasta seis años de prisión a quienes promuevan o difundan noticias falsas que busquen generar pánico en el marco de la pandemia del nuevo coronavirus. Las condenas variarán de acuerdo al objetivo de su viralización y el efecto que estas generen en la población.

El Ministerio de Justicia informó por Twitter que la pena será de entre 2 a 4 años de cárcel para los que fabriquen y/o difundan información falsa para obtener provecho o causen perjuicio a terceros, y de hasta 6 años “si al difundir la noticia falsa el autor genere pánico y perturbe la tranquilidad pública”. Del mismo modo, adelantaron que cortarán el servicio telefónico e internet a quienes lo usan indebidamente.

Como en el resto de los países de la región, durante el estado de emergencia nacional circularon allí por las redes sociales noticias falsas sobre el covid-19. El caso más paradigmático fue un video que se viralizó de un supuesto saqueo durante la emergencia. La Policía Nacional aclaró que fue una intervención realizada con anterioridad. Pero también se informó sobre supuestos cortes del servicio de agua o presuntos descubrimientos para combatir el coronavirus, que luego fueron desmentidos.

La plataforma de mensajes Whatsapp ya había tomado ciertas medidas para restringir a uno solo el reenvío de mensajes en todo el mundo y así evitar la proliferación de noticias falsas en medio de la pandemia, pero Perú es el primer país de América Latina en imponer sanciones penales para frenarlo.

En línea con las medidas de seguridad, el Ministerio de Justicia llamó a los peruanos a compartir solo información oficial sobre el coronavirus (covid-19) y no difundir o compartir noticias falsas o fake news.

Se extiende la cuarentena

En el país hay actualmente 4.342 casos positivos de coronavirus, 1388 diagnosticados en las últimas 24 horas, y 107 muertes. Por los números, el presidente Martín Vizcarra anunció el miércoles que se amplía el estado de emergencia que culminaba este domingo hasta el 26 de abril como medida para intentar frenar la transmisión del coronavirus.

Además, dejó sin efecto la circulación alternada por género y decretó una inmovilización social obligatoria durante los feriados de Semana Santa.

La decisión fue tomada luego de analizar los diferentes informes presentados por el Ministerio de Sanidad y los equipos profesionales que asesoran al sector.

De acuerdo al mandatario, las siguientes serán” dos semanas muy difíciles en medio del combate al coronavirus”. Vizcarra indicó que Perú está “en la etapa más difícil” e insistió en que “no se puede bajar la guardia, disminuir el esfuerzo que el país está haciendo”.