Coronavirus en Perú: acuerdo entre el gobierno de Vizcarra y las clínicas privadas

Tras una pulseada que incluyó una amenaza de expropiación de parte del presidente peruano, los centros de salud privados aceptaron ingresar a pacientes de la sanidad pública a cambio de una compensación de parte del Estado. Las clínicas cobraban por sus servicios particulares cifras cercanas a los 100.000 dólares por atender a víctimas de covid-19. En Perú hay más de 268.000 contagios y más de 8.700 fallecidos.

El ministro de Salud, Víctor Zamora, manifestó su satisfacción porque ahora los pacientes graves con coronavirus podrán ser derivados desde los hospitales públicos hacia las unidades de cuidados intensivos (UCI) de las clínicas privadas. Recibirán a cambio un pago único de unos 16.000 dólares por cada paciente que llegue desde los hospitales públicos, sin importar el número de días que tenga que ser atendido.

Zamora dijo que se establecerán protocolos para que este mecanismo se aplique con urgencia, mediante una plataforma única de gestión de las 1.400 camas UCI que actualmente tiene el país, que en las siguientes semanas deberán llegar a las 2.000.

El ministro también detalló que el uso de las clínicas privadas será pagado por los seguros del Estado bajo una auditoría recurrente de los organismos estatales, que deberán «certificar que los derechos del paciente se cumplan de manera estricta según el protocolo de atención diseñado por el Ministerio de Salud».

El presidente Martín Vizcarra tuvo que amenazar con expropiar las clínicas privadas ante su negativa para acordar la admisión de pacientes. «No podemos esperar indefinidamente, vamos a esperar 48 horas para llegar a un acuerdo, esperemos que así sea; pero de no ser el caso, pensando en la salud y la vida, invocaremos el artículo 70 de la Constitución», afirmó el mandatario el jueves durante una rueda de prensa.

«Se ha hecho la oferta y contraoferta, y estamos en este plan demasiado tiempo, ya llegando al límite; si en la crisis más grave en la historia no estamos en un contexto de necesidad pública, ¿cuándo?”, remarcó.