Coronavirus: Colombia aclara sobre el uso de ivermectina

El gobierno colombiano informó que no recomienda tratar a pacientes de coronavirus con ivermectina, un medicamento antiparasitario, excepto en casos aprobados especialmente por la autoridad sanitaria. En algunas ciudades se iniciaron pruebas con esa droga.

“No hay hasta el momento ninguna prueba científica de un efecto sobre la covid-19” de la ivermectina, dice un comunicado firmado por el Ministerio de Salud, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) y el Instituto de Evaluación Tecnológica en Salud (IETS).

La administración del presidente Iván Duque reaccionó así a la controversia originada por el inicio de un tratamiento experimental con ivermectina a pacientes de coronavirus en Cali y otras ciudades del departamento Valle del Cauca.

El alcalde de Cali, el médico Jorge Ospina, dijo que ese tratamiento, para el que dispone de 20.000 dosis, se aplicará a “pacientes positivos y sospechosos” que presenten síntomas y dificultades respiratorias.

“Este medicamento fue sometido a unos análisis donde se pudo demostrar inhibición en la reproducción del virus, pero esto se hizo en ambientes no humanos”, aclaró el viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios, Luis Moscoso.

Qué es la ivermectina

La ivermectina es un antiparasitario que se usa principalmente para combatir los piojos y, según Ospina, su uso contra el coronavirus, que tiene antecedentes en Perú y Vietnam, entre otros países, es una herramienta más para tratar de reducir el número de pacientes que requieren de unidades de terapia intensiva.

El Ministerio de Salud recordó que, según la Organización Panamericana de Salud (OPS), los resultados de la eficacia de la ivermectina “no son suficientes para indicar que será beneficiosa desde el punto de vista clínico para reducir la carga viral en pacientes con Covid-19”.

Preocupa el nivel de ocupación en terapia intensiva

Colombia contabilizaba 150.445 casos confirmados de coronavirus, de los cuales 5.307 personas murieron. Las cifras ascendentes de casos comenzaron a preocupar a las autoridades colombianas debido al fuerte crecimiento de ocupación de unidades de terapia intensiva y también del número de profesionales adecuados para manipularlas.

De las 7.415 camas de cuidados intensivos instaladas a nivel nacional se encuentran disponibles 2.547 (el 34,34%), y departamentos como Nariño -que ya declaró la alerta roja hospitalaria-, así como Norte de Santander, Valle del Cauca y Bogotá ya están con niveles de ocupación por encima del 80%, según informó el diario bogotano El Tiempo.

José Luis Accini, presidente de la Asociación Colombiana de Medicina Crítica y de Cuidado Intensivo (Amci), afirmó que “Colombia hoy tiene cerca de 1.200 intensivistas, de los cuales mil se dedican a los adultos y el resto, al manejo pediátrico. Este total de profesionales antes de la pandemia estaba distribuido en 5.346 camas de 380 UCI”.