Coronavirus: Brasil suspendió ensayos de la vacuna china por “efectos adversos”

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa), ente regulador del país, suspendió el lunes de forma temporal los ensayos en más de 9.000 voluntarios brasileños de la vacuna Coronavac contra el coronavirus, del laboratorio chino Sinovac. Según explicó en un comunicado, la decisión se tomó a raíz de un “evento adverso grave” en una de las personas que participan de los tests. El laboratorio chino, por su parte, dijo estar “confiado” en la seguridad de su vacuna.

Anvisa indicó que fue notificada de un “evento adverso grave” el 29 de octubre. Aunque no explicó la causa específica de la suspensión de la vacuna, indicó que esos incidentes podían incluir la muerte, efectos secundarios posiblemente fatales, una discapacidad grave, una hospitalización y otros “acontecimientos clínicamente significativos”.

El Instituto Butantan, el laboratorio público del estado de San Pablo que desarrolla en forma local la fase 3 de la vacuna, reaccionó con un comunicado en el que respondió con “sorpresa” la decisión tomada por el ente regulador nacional.

La Coronavac es una vacuna del laboratorio privado chino Sinovac que está en fase de pruebas en China, Indonesia, Turquía y Brasil, donde llegó mediante un acuerdo de compra de 46 millones de dosis por parte del estado de San Pablo por 90 millones de dólares.

Es la tercera vacuna a ser suspendida en su fase de ensayos en humanos, luego de la de AstraZeneca, más conocida como la vacuna de Oxford y otra de Johnson & Johnson.

El anuncio llegó en medio de la campaña electoral brasileña en la que tiene un rol preponderante la discusión sobre la vacuna china, defendida por el gobernador paulista, Joao Doria, y fustigada hace dos semanas por el presidente Jair Bolsonaro, en el marco de sus peleas políticas como nuevo rivales tras romperse el pacto sellado en 2018.

Doria había anunciado el lunes que el primer lote de 120.000 dosis de la vacuna Coronavac contra el coronavirus llegaría a Brasil el próximo 20 de noviembre, como parte de la adquisición total de 49 millones de dosis hasta marzo.

La Coronavac está siendo desarrollada en Brasil por el público Instituto Butantan, que depende del estado de Sao Paulo, organismo que el lunes también inauguró las obras de una nueva planta de fabricación de vacunas destinadas a la inmunización contra el coronavirus para producirla en Brasil.

La respuesta del laboratorio chino

Esta mañana, Dimas Covas, director del Instituto Butantan dijo a la prensa que la suspensión se debió a “una muerte ajena al ensayo, es como si muriera en un accidente de tránsito”.

El anuncio de Anvisa se produjo además el mismo día en que la farmacéutica estadounidense Pfizer anunció que su vacuna contra el coronavirus tiene un 90 por ciento de efectividad.

Las vacunas de Pfizer y Sinovac se encuentran en la fase 3 de los ensayos, la última antes de obtener o no el visto bueno de las autoridades reguladoras.

Ambas se están probando en Brasil, el país con el segundo mayor número de muertos por Covid-19 detrás de Estados Unidos, con más de 162.000 fallecidos.