Convocaron un nuevo paro nacional en Colombia contra el gobierno de Iván Duque

En un nuevo capítulo del conflicto que comenzó en abril de 2021 contra el gobierno de Iván Duque, los sindicatos y movimientos sociales volverán a salir a las calles para reclamar la renuncia del presidente. El Comité Nacional de Paro (CNP) y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) convocaron a una protesta para el 3 de marzo por el alza de los precios y los asesinatos de líderes sociales 

El presidente de la CUT, Francisco Maltés, responsabilizó al gobierno del aumento de los precios por haber autorizado aumentos de más de 10% en los servicios públicos y de cerca de 11% en los combustibles.

El dirigente sindical explicó que la determinación para convocar esas “protestas pacíficas” en todas las capitales departamentales se decidió en una reunión entre la CUT y el Comité Nacional de Paro (CNP), que agrupa además de las centrales obreras a organizaciones sociales y comunitarias que convocaron las protestas que sacudieron al país entre abril y junio del año pasado.

Aseguró que durante el gobierno de Duque las amenazas contra los sindicalistas fueron “sistemáticas” y que también se siguen asesinando líderes sociales y obreros.

En 2021 fueron asesinados 78 líderes sociales en el país según la ONU, mientras que la Defensoría del Pueblo de Colombia eleva la cifra a 145.

Un último informe de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares), un recuento realizado desde el 13 de marzo de 2021 hasta este domingo, contabiliza 63 víctimas de violencia política y 19 asesinatos a sólo un mes de las elecciones. 

El paro nacional en Colombia 

El paro nacional comenzó en abril de 2021 como una protesta surgida contra la reforma fiscal presentada por Duque, que tuvo que retirar de inmediato por la asfixiante presión social. La respuesta represiva del Gobierno generó mayores manifestaciones contra la violencia de las fuerzas de seguridad. 

El estallido social de abril de 2021 dejó unos 80 muertos y más de 1.200 heridos, además de unos 1.300 detenidos y un centenar de desaparecidos, según organismos de derechos humanos.

El 15 de diciembre pasado, la ONU denunció los delitos cometidos por las fuerzas de seguridad, desde violaciones de derechos humanos, asesinatos y abusos sexuales.