Contra los militares en las calles

El presidente Mauricio Macri oficializó por decreto la nueva doctrina de Defensa Nacional que permite el uso de las Fuerzas Armadas ante “cualquier agresión externa” y enfatiza la colaboración y apoyo de los militares en tareas de seguridad interior. Los organismos de derechos humanos repudiaron el decreto y convocaron a una movilización.

Organismos de derechos humanos, entre ellos las reconocidas Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, repudiaron la decisión del presidente Mauricio Macri de cambiar la doctrina de Defensa Nacional para permitir que las Fuerzas Armadas colaboren con la seguridad interior del país.

En un comunicado firmado por más de una decena de agrupaciones, denunciaron que el propósito del Poder Ejecutivo es el incremento de “los niveles de represión interna con el falso argumento de proteger objetivos estratégicos, construir un enemigo interno y acallar las protestas sociales”.

“Los organismos de derechos humanos repudiamos la decisión del presidente Mauricio Macri de reformar el sistema de Defensa Nacional, habilitando a las Fuerzas Armadas a intervenir en cuestiones de seguridad interior”, expresaron tajantes.

Según advirtieron los organismos, el propósito del Ejecutivo es “contener las crecientes movilizaciones” que en todo el país “enfrentan hoy las políticas de hambre y miseria que el gobierno de Cambiemos lleva adelante”.

“El ajuste brutal en marcha, en consonancia con las exigencias impuestas por el Fondo Monetario Internacional afecta gravemente derechos fundamentales de nuestro pueblo. El rechazo creciente que esas políticas provocan en la sociedad tendrá como única respuesta la represión”, sumaron en el comunicado.

La decisión de Macri, que hoy oficializó por decreto, de iniciar un “proceso de modernización” de las Fuerzas Armadas, que incluye que puedan colaborar con seguridad interior, ya había sido criticada por los organismos, sobre todo por la función represiva que cumplieron durante la última dictadura (1976-1983).

Los organismos remarcaron que involucrar a las Fuerzas Armadas en la seguridad interior “viola la legislación vigente, lesiona gravemente el consenso social construido tras el retorno a la democracia y el debido respeto a los derechos humanos” por el que se ha bregado en estos años.

Para ratificar su desaprobación, los organismos convocaron para el próximo jueves una movilización en el centro de Buenos Aires.

“Es escandaloso”, afirmó esta mañana la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, en referencia al nuevo decreto que modificó la doctrina de Defensa. “Este cambio nos violenta, nos retrotrae a un pensamiento que estamos reparando en esta democracia. Cada fuerza tiene su rol y está formada y educada para ese rol. Esto es muy parecido a la doctrina del enemigo interno, corremos el mismo riesgo de la represión”, sostuvo Carlotto, que puso de ejemplo también la represión que se vivió el día de la reforma jubilatoria frente al Congreso.