Contra el ajuste y el FMI: arrancó el paro de 36 horas con actos y marchas

Organizaciones sociales, políticas y sindicales comenzaron este lunes el paro general de 36 horas contra las políticas de ajuste del gobierno de Mauricio Macri y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. La protesta, que fue convocada por las dos CTA y gremios de la CGT, confluyó en un multitudinario acto en Plaza de Mayo. La huelga continúa mañana en simultáneo con la medida de fuerza convocada por la central obrera que paralizará también el transporte.

“¡Basta de Ajuste! ¡Fuera el Fondo Monetario Internacional (FMI)! Trabajo, Producción y Soberanía Nacional”, pidió la CTA en esta jornada de protesta.

Según Dora Martínez, secretaria general adjunta de la CTA Nacional, la jornada de protesta tiene por objetivo que el Gobierno “termine con las políticas de ajuste, de corte neoliberal, y que atentan contra el bolsillo de los jubilados, políticas de salud pública y en desmedro de las clases populares”.

El secretario general de la Asociación de los Trabajadores del Estado (ATE), Hugo Godoy, explicó que esta “manifestación pacífica” busca “profundizar la democracia” y “mejorar para que haya trabajo producción y soberanía”. “El único inconveniente lo está generando el presidente Macri con hambre, desocupación, pobreza y nos obliga a este método porque no hay vías de discusión en una mesa”, alegó.

La medida de fuerza se sintió con fuerza en la zona metropolitana, donde a partir del mediodía muchos servicios públicos restringieron el servicio. Las escuelas públicas cerraron sus puertas, en los hospitales funcionó una guardia reducida y los bancos dejaron de funcionar al mediodía. El paro se sentirá con mayor fuerza el martes que el gremio que agrupa a los medios de transporte se adhirió a la protesta por lo que no funcionarán colectivos, trenes ni subtes.

Mientras tanto, el presidente Mauricio Macri se encuentra esta semana en Estados Unidos para participar de la 73 Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y mantener diversas reuniones políticas y empresariales.

Mientras la protesta se desarrollaba en Buenos Aires, desde Nueva York la comitiva presidencial dejó trascender que ya había logrado un principio de acuerdo –uno nuevo, tras incumplir el anterior- con el FMI. Del viaje también participó el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, principalmente para renegociar con el FMI el acuerdo firmado en junio pasado por valor de 50.000 millones de dólares, de los cuales el Gobierno solicitó adelanto de fondos para calmar la fuerte depreciación del peso.