“Construimos un instrumento político de liberación”, Evo Morales lanzó su candidatura

A cinco meses de las elecciones, el presidente Evo Morales lanzó el sábado la campaña del Movimiento Al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), el partido con el que buscará su cuarto mandato, acompañado en la fórmula nuevamente por el Vicepresidente Alvaro García Linera. Ante una multitudinaria concentración, el mandatario explicó que decidió candidatearse para terminar las «grandes obras» que empezó y porque siente «fuerzas» para consolidar «la liberación de Bolivia para toda la vida».

«En los próximos 10 años, tal vez 15 años, máximo 20 años, Bolivia va a ser potencia en temas económicos», prometió ante miles de personas concentradas en la pista del aeropuerto de su feudo cocalero de Chimoré (centro del país). Las primeras encuestan ya lo ubican a la cabeza de la intención de voto con un 38%, seguido del opositor Carlos Mesa (27%).

El presidente, de 59 años, ratificó su convicción por su «gran plan de industrializar» los recursos naturales de Bolivia «como el litio, el gas y la electricidad”. Aseguró que no fue en vano la rebelión de los movimientos sociales para pasar de la lucha sindical a la electoral, nacionalizar los hidrocarburos y las principales empresas estratégicas del Estado, demostrando al país y al mundo que los indígenas saben gobernar, por lo que ahora “el Proceso de Cambio es un camino sin retorno”.

Los pilares de la gestión de Morales se han basado en reformas políticas de inclusión, la nacionalización de los hidrocarburos y los proyectos de industrialización que ahora busca consolidar. “El éxito es el pueblo organizado que se moviliza para respaldar nuestro proceso. Finalmente y nuevamente quiero decirles que a veces piensan que el voto es para el Evo; pero ese voto del Evo es para el mismo pueblo”, enfatizó el mandatario.

«Evo presidente» o «más, más, más, Evo presidente» les respondían mientras tanto los seguidores allí reunidos con los estribillos de las canciones, mayormente interpretadas al son de ritmos andinos, al mismo tiempo que se ondeaban miles de banderas azul, negro y blanco, que representan su agrupación política.

“Construimos un instrumento político de liberación que viene de los sectores más vilipendiados. Debemos sentirnos orgullosos de ser masistas y de estar aquí apoyando a nuestro #ProcesoDeCambio. Le hemos demostrado al mundo que podemos gobernarnos nosotros mismos”, escribió en su cuenta de Twitter poco después el presidente.

La oposición intentó impedir la candidatura de Morales a un cuarto mandato alegando que un referendo nacional le negó esa posibilidad en 2016. Sin embargo, un año más tarde el Tribunal Constitucional avaló su postulación bajo el argumento de que era su derecho humano.

Morales recibió en las últimas horas un inesperado espaldarazo político del secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que afirmó en La Paz que sería un acto «discriminatorio» que el mandatario fuera excluido de los comicios de octubre.