Conmoción por brutal golpiza de Carabineros a un anciano durante el 8M

Un video viral puso en la mira nuevamente al accionar represivo de las fuerzas de seguridad en Chile. En las imágenes se ve cómo dos agentes toman del cuello y golpean salvajemente a un adulto mayor, que había acompañado a su esposa e hija a la marcha del 8M en Plaza Dignidad. “Soy de la tercera edad. Ellos en estas situaciones se ciegan, no tienen un criterio formal”, lamentó el hombre en medios locales después de la golpiza.

La clase política también reaccionó y reavivó el debate sobre la intervención de Carabineros, en tanto que Human Rights Watch calificó al ataque como un “espectáculo grotesco de brutalidad policial”.

En el video se observa cómo el hombre, que nunca opuso resistencia, era maltratado con tonfas, golpes de pies y de puños. incluso cuando tres mujeres lo intentan rescatar, los oficiales siguen agrediéndolos. Fue tan innecesaria la violencia que cayó sobre mí. Carabineros repartió lumazos a diestra y siniestra, fue imposible evitarlo”, dijo el hombre atacado, Patricio Bao, de 69 años.

Las imágenes pueden herir la sensibilidad

“El hecho de exigir mis derechos no implica necesariamente violencia de mi parte. Carabineros actúa en forma desmedida, sin ningún criterio contra una persona”, continuó el hombre, notablemente golpeado. Bao contó que tras su detención, estuvo mucho tiempo sangrando, pero recién lo llevaron a constatar lesiones después de varias horas. Según explicó, le debieron hacer diez puntos por una herida considerable en la frente y otros cuatro en el párpado del ojo derecho.

La justificación de Carabineros

Desde la institución policial indicaron que iniciarán una investigación administrativa sobre lo ocurrido, pero aseguraron que la detención fue declarada legal por el Juzgado de Garantía y que el hombre habría atacado a oficiales.

“La persona que protagoniza el video viral fue detenida por desórdenes graves y atacó a Carabineros que se encontraban en clara desventaja numérica (…) Su detención fue decretada legal por el Juzgado de Garantía e incluso se le decretaron medidas cautelares de firma mensual y prohibición de acercarse al lugar, en un radio de 500 metros”, dijo el jefe de la Zona Metropolitana Oeste, general Enrique Moras.

El rechazo generalizado

Por su parte, Human Rights Watch volvió a cuestionar el accionar represivo de Carabineros. José Miguel Vivanco, director de HRW, señaló que “es imposible que Carabineros recupere legitimidad ciudadana con conductas repugnantes como esta”. Consideró además “difícil que Carabineros eleve la moral de sus funcionarios si siguen cometiendo estos abusos”.

En tanto que el diputado Gabriel Boric señaló a través de Twitter que este actuar policial “no puede ser tolerado”, y pidió no sólo dar de baja y sancionar a los carabineros que participaron en el hecho sino dar un debate profundo sobre la fuerza. “Es la institución entera la que tiene que ser intervenida”, reclamó al asegurar que denunciarán el hecho en instancias internacionales.