Conflicto por el agua del Caribe: la Corte Internacional de Justicia falló a favor de Nicaragua y en contra de Colombia

SI bien los ojos del mundo están posados en el conflicto que mantienen en la Corte de la Haya Bolivia y Chile por las aguas del Silala, hay otra disputa entre dos países de la región que también llegó a esta instancia internacional. Este viernes, la Corte Internacional de Justicia dictaminó que Colombia debe “cesar inmediatamente” las interferencias en aguas del mar Caribe que ese tribunal reconoce como pertenecientes a la zona económica exclusiva de Nicaragua.

Por 10 votos contra 5, los jueces de la CIJ consideraron que Colombia “violó los derechos soberanos y la jurisdicción” nicaragüense en esta zona. En tanto que por 9 votos contra 6 señalaron que Bogotá “debe cesar inmediatamente esa conducta”.

En sus primeras reacciones, el presidente de Colombia, Iván Duque, aseguró que su Gobierno no permitirá que su vecino centroamericano limite sus derechos marítimos, y su par Daniel Ortega celebró el fallo y adelantó que su país ajustará su legislación a sus líneas de base en el mar Caribe.

Esta controversia entre los dos países tiene su origen en una sentencia de la propia CIJ de 2012, que reconoció la soberanía de Colombia sobre el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, en el Caribe, pero admitió la jurisdicción de Nicaragua en las aguas circundantes.

Cómo empezó el conflicto

En 2013, Nicaragua presentó una queja ante el tribunal alegando que Colombia interfería en actividades pesqueras y científicas en aguas que estaban bajo su jurisdicción, y, desde entonces, el proceso se debatió en La Haya.

Colombia alegó que esto se debía al cumplimiento de sus compromisos en la lucha contra el narcotráfico y en la protección ambiental de las aguas.

Además, la delegación colombiana presentó contrademandas a Nicaragua, incluyendo una por violar los derechos de comunidades que habitan esas islas y que practican pesca artesanal y de subsistencia desde hace siglos en la región.

Esa demanda, sin embargo, no fue admitida por la corte.

La CIJ desestimó también una demanda de Nicaragua sobre la alegada emisión de permisos de exploración petrolera por parte de Colombia.

No obstante, señaló en sus considerandos que Colombia sí “ha violado sus obligaciones internacionales” al autorizar actividades de pesca en aguas bajo jurisdicción de Nicaragua.

Las dos lecturas del fallo

“Mi Gobierno, hasta el próximo 7 de agosto (fecha en que culmina su mandato), continuará en la tarea superior de evitar que Nicaragua limite o pretenda limitar los derechos de Colombia”, dijo Duque desde la isla de San Andrés, en un video publicado en su cuenta de Twitter. El presidente colombiano añadió que es obligación del Gobierno defender la soberanía del archipiélago.

En ningún caso la presencia de la Armada es amenazante como lo pretendió Nicaragua desde el inicio del proceso, dicha petición fue rechazada en el fallo de excepciones preliminares que se presentó en el 2016, la Corte reconoció el derecho de Colombia a navegar libremente en el área para luchar contra los delitos transnacionales y el narcotráfico, desde un comienzo esa fue la posición de la defensa de Colombia y fue lo que la corte reiteró hoy”, dijo el jefe de Estado, según la agencia de noticias Sputnik.

Duque reseñó que Bogotá inició conversaciones con Managua en 2012, para buscar una alternativa no litigiosa y en consonancia con el derecho internacional, pero Nicaragua cerró las puertas al diálogo en 2014.

“Colombia siempre ha estado dispuesta a solucionar las diferencias por las vías pacíficas y diplomáticas en todas estas ocasiones (pero) Nicaragua antes y después del fallo del 2012 no ha permitido avance alguno”, aseguró Duque.

Del otro lado, en un comunicado, Ortega afirmó que “finalmente Nicaragua tomará los pasos necesarios para ajustar su legislación con respecto a sus líneas de base recta en el mar Caribe para que las mismas puedan cumplir a cabalidad con las recomendaciones del Alto Tribunal”.

El mandatario valoró que la sentencia deja claro que Nicaragua es soberana de extender permisos de pesca, de exploración y explotación de los recursos en sus áreas, así como de conservar el medio ambiente marino de toda su zona económica exclusiva.

“En ese sentido, queda confirmado que la Reserva de Biósfera del Caribe Nicaragüense creada en el 2021 se encuentra dentro de las áreas jurisdiccionales de Nicaragua en conformidad con las normas internacionales”, señala el comunicado.

Y destacó además que la CIJ le haya ordenado a Colombia reformar su legislación conforme al derecho internacional para que sus límites no abarquen territorio de Nicaragua.