Condenaron a un juez que abusó a una niña de 10 años en El Salvador

La justicia de El Salvador condenó a 10 años de prisión a un juez que abusó de una niña de 10 años en 2019. El caso generó conmoción en el país por tratarse de un magistrado de la Cámara Civil que estaba en su cargo hacía más de 10 años y que cometió la agresión sexual a bordo de un auto de la Corte Suprema. 

De acuerdo a los testimonios, Eduardo Escalante atrajo a la niña con unas monedas cuando estaba jugando afuera de la casa de un familiar con un amigo en la localidad de Soyapango. Según pudo reconstruir la justicia, fue en ese momento que Escalante le tocó los genitales a la víctima y huyó tras escuchar los gritos de una vecina que observó la agresión sexual.

En el lugar quedó abandonado un vehículo, propiedad de la Corte Suprema de Justicia asignado al magistrado y en el que se encontró además un arma de fuego propiedad del juez.

El dictamen judicial de este lunes señala que la niña describió «claramente» a Escalante en su declaración ante los fiscales y que esto coincide también con lo relatado por la madre de la menor y otros testigos.

Así y todo, el juez había sido sobreseído meses atrás porque se consideró  “que los hechos que le imputaban no alcanzaban a tener la calidad de delito”, según resaltaron medios locales. 

Esa resolución fue duramente cuestionada por los salvadoreños, quienes ejercieron presión para que el caso no quedara en la impunidad. La resolución generó protestas en organizaciones defensoras de derechos humanos bajo la consigna «tocar niñas sí es delito».

Finalmente, la fiscalía apeló la resolución de la Cámara ante la Sala de lo Penal en septiembre de 2019 y ordenó un nuevo juicio para el imputado mientras permanecía en arresto domiciliario.

En medio del proceso judicial, el Congreso de El Salvador tuvo que intervenir para retirarle la inmunidad a Escalante y permitir así que se enfrente a la justicia, tras conseguir el aval de 82 de los 84 diputados del órgano de Estado.