“Con la mayor rigurosidad”, Bolivia volvió a La Haya para recuperar el Silala

Tal como había adelantado el presidente Evo Morales, Bolivia recurrió a “estudios históricos, legales y científicos” en la dúplica presentada este miércoles en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, en el marco del conflicto con Chile por el uso de las aguas fronterizas del Silala. Chile rechazó el diálogo propuesto por Morales y aseguró que el conflicto se resolverá en la Justicia.

La presentación del documento, que consta de seis volúmenes, además de un documento principal y cinco anexos, estuvo a cargo del embajador Eduardo Rodríguez Velzté, quien luego ofreció una teleconferencia para explicar los detalles del procedimiento.

Velzté explicó que no podía anticipar el contenido de la dúplica por respeto a la confidencialidad que dispone la CIJ para esta parte del proceso, pero aseguró que Bolivia asumió defensa “con la mayor rigurosidad y rigor posible”, tal como lo hizo en el caso de la demanda marítima que también se realizó en ese tribunal y cuyo resultado no fue el que esperaba el país.

“ Bolivia espera que esta disputa desemboque en un entendimiento favorable con Chile y sus otros cuatro países vecinos, como son Perú, Brasil, Uruguay y Argentina, en materia de aguas, señaló el canciller, quien presentó los documentos en el tribunal de justicia, al que Chile acudió en 2016 con su demanda, arguyendo que las aguas del Silala forman un río internacional con derechos compartidos.

«Las aguas van y vienen», ya que «llegan o se van» de un país a otro», declaró para subrayar que su gestión debe «llevarse en entendimiento y cooperación, no en confrontación» entre naciones.

Sin embargo, el canciller chileno Roberto Ampuero, afirmó que el país está centrado en el curso del juicio antes que en una posibilidad de diálogo. «Lo importante es que esto está situado hoy en La Haya y que estamos esperando conocer la dúplica de Bolivia, en eso estamos. Hay comités muy concretos en los que se ha seguido trabajando y siempre está la disposición de Chile, pero ahora estamos concentrados en esto», señaló.

Días atrás, Morales había exhortado al gobierno de Sebastián Piñera a abrirse a las conversaciones con su país.. «Yo quisiera que empiece el diálogo, entre Chile y Bolivia tenemos tantos temas que debatir», había dicho el mandatario al cuestionar la posición del país al respecto.

La Paz ya presentó a fines de julio la contramemoria y, además, una contrademanda por el mismo caso contra Chile, arguyendo que tiene soberanía sobre sus aguas, las que -insiste- fueron canalizadas artificialmente a principios del siglo XX por una empresa de ferrocarriles de capital inglés y chileno.