Como contracara de la Unasur, Chile lanza el Prosur

El presidente chileno Sebastián Piñera confirmó la creación de un nuevo bloque de integración que busca reemplazar a la Unión de Naciones Sudamericanas, paralizado hace tres años “por exceso de ideologismo” de acuerdo al mandatario. Para concretar la puesta en marcha de “Prosur“, está prevista una reunión en Santiago para el próximo 22 de marzo. Chile no permitirá la participación de Venezuela en el nuevo organismo.

La propuesta de Piñera ya fue anunciada públicamente en enero por el presidente de Colombia, Iván Duque, quien afirmó que su país trabajaba junto a Chile en la creación del bloque. Piñera destacó que este nuevo ente, que todavía no ha sido oficializado, se centrará en “una mejor coordinación, cooperación e integración regional, libre de ideologías, abierto a todos y 100 % comprometido con democracia y Derechos Humanos”.

Con la exclusión explícita de Venezuela, a la próxima reunión serán invitados los presidentes de Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Uruguay, Paraguay, Perú, Guyana y Surinam. El Gobierno de Paraguay, presidido por el conservador Mario Abdo, fue el primero en confirmar su presencia en esa cita en la capital chilena para el próximo mes.

La oposición chilena cuestionó la creación de la plataforma. Ayer, el excanciller Heraldo Muñoz se mostró en desacuerdo con Prosur, alianza que aseguró tendrá un “signo ideológico conservador”. Este martes, un grupo de militantes del Partido Socialista, entre los que se encontraban excancilleres, senadores y reconocidos militantes también criticaron la convocatoria.

“El Presidente Piñera llamó a la Cámara de Diputados y al Senado y todos le dijimos que no lo hiciera (crear Prosur) expresó el excanciller José Miguel Insulza. El también senador adelantó que pedirá una sesión especial en el Congreso para analizar la política exterior del gobierno de Piñera.
Esta alternativa regional tomó fuerza a comienzos de este año cuando la mayoría de los Gobiernos de Suramérica no reconocieron la asunción de un nuevo mandato presidencial de Nicolás Maduro en Venezuela y se agravó de nuevo la crisis social y política en el país caribeño.

Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú desintegraron la Unasur el año pasado al suspender su participación del bloque, que comenzó a funcionar en 2011 bajo el impulso de los expresidentes Luiz Inácio Lula da Silva (Brasil) y Hugo Chávez (Venezuela) para contrarrestar la influencia de Estados Unidos en la región.