Colombia autorizó el uso de cannabis medicinal para tratar mascotas

Colombia autorizó el cannabis medicinal con uso veterinario para tratar a mascotas y animales con patologías que requieran mejorar su calidad de vida. Así lo indicó el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), la autoridad sanitaria y de inocuidad agroalimentaria, que a partir de ahora otorgará la certificación para la elaboración de tratamientos con marihuana para animales. 

De esta manera, Colombia se convierte en uno de los primeros países en autorizar el uso veterinario del cannabis medicinal.

Esta decisión, según expertos, abre una gran cantidad de posibilidades de mejorar la calidad de vida para las mascotas afectadas por problemas articulares, de epilepsia, ansiedad por separación, enfermedades inflamatorias, dolor crónico, enfermedades neurodegenerativas y enfermedades autoinmunes.

En muchos casos la única opción que quedaba para evitar el sufrimiento del animal era lo que en los humanos se denomina eutanasia.

Buenos resultados con pocos efectos colaterales

“Las investigaciones con cannabinoides de uso veterinario han demostrado sus grandes beneficios y que tienen muy pocos efectos colaterales, en comparación con otro tipo de terapias”, indicó Johana Molina, al frente del centro veterinario Vital Pets.

“En el caso de los perritos ancianos o que tienen procesos traumáticos, con cáncer, enfermedad renal crónica o diabetes, tiene un muy buen efecto”, explicó la profesional de la veterinaria quien anotó que “la terapia con cannabis es la mejor alternativa a los analgésicos y los antihistamínicos como los aines porque no tiene efectos adversos en los sistemas renal y hepático”.

Carlos Calderón, CEO de Cannabian Pharma, informó que Colombia es pionera en este aspecto debido a que “en este momento los países que cuentan con marcos regulatorios para el uso de cannabis medicinal y recreativo apenas están considerando la aplicación veterinaria”.

En cuanto a las especies animales a las que se les permite el uso medicinal del cannabis, Calderón explicó que va dirigido a caninos, felinos y equinos, pero aclaró que existen zoológicos donde trataron animales como hienas y elefantes, entre otros.

Agregó que para temas de alimentación y nutrición también existen bondades en los componentes del aceite de cáñamo, sobre todo en la industria bovina y porcina ya que este aceite extraído a partir de las semillas de la planta del cáñamo no contiene cannabinoides y representa una incorporación realmente saludable a cualquier dieta.

En Colombia, el marco normativo del cannabis medicinal permite que cualquier médico veterinario o zootecnista pueda prescribir tratamientos con cannabis medicinal, siempre y cuando tenga vigente su tarjeta profesional.