Cohesión social y gobernabilidad

Bolivia

El crecimiento económico y la estabilidad democrática, política y social que está viviendo el país es viable gracias a lo que el vicepresidente Álvaro García Linera llama el “factor Evo”. Se refiere así a la convergencia entre la cohesión social y la gobernabilidad lograda por el liderazgo del mandatario Evo Morales. Entre los resultados de esta política se encuentra una mejor distribución. 

Enzo De Luca - Presidencia

Editorial – Cambio (Bolivia)

Bolivia vive en los últimos ocho años el período de crecimiento económico sostenido más importante de su historia y el de mayor estabilidad democrática, política y social. Todo ello es posible no sólo por la madurez democrática, la aplicación de un exitoso modelo económico o la nacionalización de los hidrocarburos, sino por un elemento estratégico: “el factor Evo”.

“El factor Evo” fue caracterizado por el vicepresidente Álvaro García Linera como aquel ingrediente político, social, ideológico, humano que tiene repercusiones en varios campos, entre ellos en la economía, y que contribuye con dos elementos claves al país: cohesión social y gobernabilidad.

Ese factor, en su dimensión económica, se refiere a la articulación social. “La posibilidad de llevar adelante emprendimientos de largo plazo”, dijo el Vicepresidente. Agregó que garantizar estabilidad social y estabilidad jurídica depende también no únicamente de lo que hacen los parlamentos ni los ministerios, sino también y fundamentalmente de las cohesiones sociales.

Un país puede aprobar leyes de distinta naturaleza, pero si éstas carecen de legitimidad y de cohesión social que garantice su cumplimiento, las normas jurídicas serán incumplidas o acatadas parcialmente.

“En los últimos ocho años se dio la combinación de cosas extraordinarias. Una emergencia de lo popular y de una articulación de lo popular y una personificación de lo popular en torno a núcleos de  cohesión colectiva: ése es el factor Evo”

“En los últimos ocho años se dio la combinación de cosas extraordinarias. Una emergencia de lo popular y de una articulación de lo popular y una personificación de lo popular en torno a núcleos de  cohesión colectiva: ése es el factor Evo”, dijo García Linera.

Ese ‘factor’ se traduce en un liderazgo que garantiza la cohesión social y la necesaria estabilidad política para emprender proyectos económicos a largo plazo. “Este tema personal y político adquiere una dimensión económica, así como la seguridad jurídica para la inversión y transformación tecnológica con el apoyo del factor Evo, que tiene que ver con la posibilidad de que las decisiones y cohesiones sociales se mantengan estables a lo largo del tiempo”, dijo el Segundo Mandatario de la nación en la ceremonia de clausura del IV Congreso Internacional de YPFB sobre Gas y Petróleo realizado en Santa Cruz.

‘El factor Evo’ contribuye así a aplicar en Bolivia un modelo económico, político y social exitoso que genera más riqueza para la población, también más crecimiento y una mejor distribución de la riqueza.

Remarcó que ese modelo combina un núcleo estatal (empresas del Estado) que se abre a la inversión extranjera con seguridad jurídica. Combina lo público con lo privado, lo local con lo extranjero, potencia la economía nacional, pero no se aísla del mundo.

 

Leer artículo aquí