Cinco ingenieros detenidos por el colapso de la represa minera

Mientras el número de víctimas fatales por la tragedia de la represa minera asciende a 84, la Justicia ordenó la detención temporal de cinco ingenieros, acusados de haber alterado los documentos técnicos de fiscalización de la seguridad del dique. Aún hay 279 personas desaparecidas por su rotura, que liberó una avalancha de lodo y residuos de minería que tapió parte de la localidad de Brumadinho, en el sudeste de Brasil.

El Ministerio Público lanzó esta mañana una investigación para investigar la “responsabilidad criminal” por la rotura de diques existentes en la mina Córrego do Feijao, mantenida por la empresa Vale, según informó a través de una nota a los medios. «La prisión fue decretada por un plazo de 30 días y todos los presos serán escuchados por el Ministerio Público en Minas Gerais», agrega el comunicado.

Fueron detenidos tres funcionarios de la empresa, dos de ellos en Sao Paulo, y otros tres en Belo Horizonte, capital de Minas Gerais, que según la Fiscalía están «directamente involucrados” y son “responsables por el emprendimiento minero y su licencia».

Los otros dos arrestados trabajan para la empresa alemana TÜV SÜD y habían sido los encargados de certificar la estabilidad del dique que se rompió el viernes afectando a comunidades aledañas y amenazando en convertirse en una tragedia ambiental.

De acuerdo con la jueza federal de la localidad de Brumadinho, Perla Saliba Brito, la detención de los implicados era «imprescindible» para las investigaciones. Según la autoridad judicial, los documentos indagados demuestran la existencia de indicios de autoría o participación de los representados en falsedad ideológica, crímenes ambientales y homicidios, «crímenes estos castigados con penas de reclusión».

Además de las órdenes de captura, las autoridades también adelantaron siete allanamientos en empresas contratadas por la Vale y residencias de personas vinculadas con la compañía minera. El objetivo de los operativos realizados por las autoridades es buscar la documentación técnica que atestiguó la seguridad de la presa que se rompió y corroborar si esta fue alterada.

«Hicimos allanamientos en la casa de los dos ingenieros que trabajan con la compañía tercerizada y recolectamos documentos que serán analizados en Minas Gerais», lugar a donde serán trasladados los ingenieros en las próximas horas, aseguró a la prensa el comisario de Policía Civil Nico Gonçalves, responsable por las detenciones.