Preocupación por las cifras de fatalidades

Brasil

El aumento de los accidentes de tránsito y el crecimiento de la tasa de homicidios son dos problemas graves que deben poner en alerta a la dirigencia de todos los poderes, para enfrentarlos y encontrar soluciones, de acuerdo a lo expresado por la presidencia del Senado, a cargo del PMDB. Plantea que ese cuerpo está trabajando en estos temas. 

Poder online

Renan Calheiros * – Brasil 247

Los datos del mapa de la violencia, que se dio a conocer la última semana, son alarmantes y merecen una reflexión de los dirigentes en las tres esferas del poder y en todos los niveles. El número de muertos en accidentes de tránsito en Brasil creció el 38,3 % entre 2002 y 2012. Considerando el aumento demográfico durante ese período, el crecimiento fue del 24,5 por ciento.

El crecimiento de la cantidad de muertes por accidentes de transporte en Brasil en 2012 comparado con 2011 fue del 2,5 %. La tasa viene creciendo gradualmente desde el año 2000. Los estados de Paraíba, Pará, Maranhão y Rondônia crecieron más del 10 % en 2012, mientras que Amapá y el Distrito Federal lograron reducir sus tasas el 18 % y el 13 %, respectivamente. Roraima tiene la tasa más alta de muertes en el tránsito por 100.000 habitantes: 42,4 frente a 23,7 del promedio nacional. Amazonas tiene el menor índice, con 14,2.

La tasa de homicidios también alcanzó el nivel más elevado, con 29 casos por 100.000 habitantes. El índice considerado “no epidémico” por la Organización Mundial de la Salud es de 10 muertes por cada grupo de 100.000 habitantes.

El promedio nacional de homicidios en números absolutos creció un 7 % de 2011 a 2012. Roraima, Ceará y Acre fueron los estados con mayor aumento: 71,3 %, 36,5 % y 22,4 %, respectivamente.

“Los datos del mapa de la violencia, que se dio a conocer la última semana, son alarmantes y merecen una reflexión de los dirigentes en las tres esferas del poder y en todos los niveles”

A pesar de haber reducido su tasa de homicidios por 100.000 habitantes, Alagoas todavía lidera el ranking en el país con 64,6 casos por 100.000 habitantes, número similar al registrado durante la Guerra de Irak, de 2004 a 2007. El promedio nacional es de 29 casos por 100.000.

Solo en cinco estados hubo una caída en las tasas de homicidio: Espírito Santo, Río de Janeiro, Pernambuco, Paraíba y Alagoas. Santa Catarina y Sao Paulo tienen las tasas más bajas de homicidios por 100.000 habitantes: 12,8 y 15,1, respectivamente.

Son dos graves problemas que debe enfrentar Brasil. Cuando tuve el honor de ocupar el Ministerio de Justicia reglamentamos todo el Código de Tránsito, aumentamos la fiscalización y, de esta forma, salvamos 6000 vidas por año. El Congreso ajustó la legislación, pero la fiscalización no acompañó esta evolución.

Respecto de la seguridad, es urgente que repensemos todo el modelo, principalmente en materia de financiamiento. El Senado, en lo que le corresponde, viene haciendo su parte, modernizando varias leyes que quedaron desactualizadas con el paso del tiempo; entre ellas se encuentra justamente la reforma del Código Penal.

* Presidente del Senado de Brasil.

Leer artículo aquí