Científicos argentinos confirmaron que el suero equino es eficaz contra el coronavirus

El suero equino hiperinmune desarrollado por científicos argentinos para tratamiento del covid-19 ya está disponible para uso hospitalario y para organismos de salud en todo el país. El fármaco de la empresa biotecnológica Inmunova completó esta semana su última fase de estudios clínicos y “demostró eficacia y seguridad” en casos graves de coronavirus. El laboratorio Instituto Biológico Argentino (BIOL) está produciendo actualmente alrededor de 12.000 tratamientos por mes.

Este suero, ya aprobado por las autoridades sanitarias de la Argentina, “es una inmunoterapia basada en anticuerpos policlonales equinos, cuya capacidad neutralizante del virus SARS-CoV-2 lo bloquea y evita su propagación”, y que además “tiene la ventaja de que pueden producirse rápido y a gran escala”.

Los resultados del estudio clínico, a raíz de que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó su uso, arrojaron resultados positivos en la baja de la mortalidad (45 %), el descenso en los días requeridos de terapia intensiva (24 %), y la menor necesidad en el uso de respiradores (36 %).

El estudio evaluó la seguridad y eficacia del medicamento en 242 pacientes adultos (18 a 79 años) con enfermedad moderada a severa causada por la infección del SARS-CoV-2, confirmada por PCR, dentro de diez días del inicio de síntomas y que requerían hospitalización.

“En pacientes que están empeorando y no desarrollan propia respuesta inmune a tiempo, el suministro de anticuerpos en forma exógena por esta inmunoterapia pasiva permite evitar la proliferación viral y darle tiempo al paciente para desarrollar su propias defensas, evitando la inflamación respiratoria generalizada que provoca esta enfermedad”, explicó Fernando Goldbaum, director de Inmunova. 

Se trata del “primer tratamiento innovador aprobado para esta enfermedad desarrollado en Argentina”, agregó Goldbaum, quien además dirige un centro científico de la estatal Universidad de San Martín y el Laboratorio de Inmunología y Microbiología Molecular de la Fundación Instituto Leloir.

La producción del suero surge de una articulación público-privada encabezada por el laboratorio Inmunova, el Instituto Biológico Argentino (BIOL) y la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud Dr. Carlos G. Malbrán.

El tratamiento está basado en anticuerpos policlonales equinos, obtenidos mediante la inyección de una proteína recombinante del SARS-CoV-2 en estos animales, inocua para ellos, que hace que generen gran cantidad de anticuerpos neutralizantes.

El científico explicó que la hiperinmunización es una respuesta similar a la que produce la vacunación pero generada con muy altas dosis de la proteína que funciona como antígeno, inoculada en el equino, para que “produzca gran cantidad de anticuerpos que luego son procesados biotecnológicamente para obtener fragmentos muy seguros que no producen efectos adversos y conservan una muy alta capacidad neutralizante”.

El presidente Alberto Fernández visitó el lunes  las instalaciones de Inmunova, en el campus de la Universidad Nacional de San Martín, y expresó su “orgullo” por los resultados alcanzados.

El proyecto del suero hiperinmune fue una de las 84 iniciativas seleccionadas por el Gobierno para la coparticipación, por un financiamiento equivalente a 100.000 dólares, y en el plazo de 10 meses se logró impedir el ingreso del coronavirus a las células en pruebas de laboratorio.